Yeryis Salas. 31 marzo
La Policía de Control Fiscal coordinó con la Fuerza Pública para atender el caso. Foto cortesía MSP.
La Policía de Control Fiscal coordinó con la Fuerza Pública para atender el caso. Foto cortesía MSP.

45.000 productos que ingresaron al país sin pagar impuestos fueron decomisados por oficiales de la Fuerza Pública, este sábado en Aguas Claras de Upala, cerca de la frontera con Nicaragua.

En el sitio, los policías detuvieron un vehículo de carga liviana, conducido por un costarricense de apellido León.

En el cajón los oficiales encontraron artículos variados, la mayoría de origen guatemalteco, panameño y brasileño, según el reporte del Ministerio de Seguridad Pública.

Entre lo decomisado se encontraron 2.880 unidades de sopas, 5.000 analgésicos para niños, 29.748 analgésicos para adultos, 7.500 antiácidos, 3.670 unidades de cremas dentales, 2.360 desodorantes y 1.920 jabones.

El cargamento se valoró al menos ¢10,5 millones.

El sujeto no portaba ninguna factura, ni pago de los debidos impuestos. Ante esto, la Fuerza Pública coordinó acciones con la Policía de Control Fiscal (PCF).

El 22 de marzo, también cerca de la frontera norte, fueron detenidos seis hombres por transportar y almacenar en una bodega un cargamento ilegal de condimentos de pollo valorado en ¢6 millones.

La mercancía se encontró en un vehículo encontrado cerca de una pulpería en la comunidad de Las Nubes, en Los Chiles.

A un lado del comercio había una bodega, donde había varios sacos y paquetes con diversos condimentos, los cuales se presume eran comercializados en diferentes puntos del país.

Los arrestados fueron identificados con los apellidos Bolaños Artavia (46 años), Jiménez Gómez (30), Gálvez Miranda (32), García Quintanilla (29), Calero Sevilla (28) y Ruiz Rivera (29). Los primeros dos son costarricenses, el tercero gualtemalteco y los otros nicaragüenses.