Seguridad

Policía sosprende a 50 personas reunidas en pelea de gallos en Nicoya

Este viernes 24 de abril, por la noche, la Fuerza Pública intervino la actividad en la localidad de Mansión, donde detuvo al organizador, y decomisó 38 gallos y dos armas de fuego

Más de 50 personas se aglomeraron en una propiedad de Mansión de Nicoya, Guanacaste, para participar en una pelea de gallos.

La actividad, que es ilegal, fue descubierta este viernes 24 de abril en la noche, por oficiales de la Fuerza Pública, quienes recibieron una llamada confidencial en la que se alertaba de la situación.

Este sábado, mediante un comunicado de prensa, el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó de que en el lugar se decomisaron 38 gallos y dos armas de fuego.

Además, el propietario del lugar, de apellido Rodríguez, fue detenido por incumplimiento de las medidas sanitarias emitidas por el Ministerio de Salud y, posteriormente, puesto a las órdenes de la Fiscalía para que se defina su situación jurídica.

Kathia Chavarría, directora de la Fuerza Pública en Guanacaste, manifestó que en el sitio también se estaba vendiendo licor.

“El personal se desplaza a una finca y, al llegar, se encuentra en el parqueo un importante número de vehículos. Además, se localiza un redondel de pelea de gallos, 38 gallos y más de 50 personas.

"Los oficiales, también procedieron con el decomiso de dos armas de fuego y se detuvo al organizador de la actividad”, manifestó Chavarría.

Durante la intervención se encontraron varios instrumentos de pesaje.

Rodríguez se expone a una pena de prisión “de uno a tres años, o de cincuenta a doscientos días multa", según el artículo 277 del Código Penal, el cual castiga "a quien violare las medidas impuestas por la ley o por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Además, la Ley Contra el Maltrato Animal, que entró en vigencia el 11 de junio del 2017, establece como delito las peleas de animales.

Los artículos 279 bis, 279 ter y 279 quinquies del Código Penal establecen penas de entre tres meses y un año de cárcel para quienes incurran en ese ilícito.

Sin embargo, el apartado 279 sexies de la misma legislación precisa que el Tribunal a cargo de un juicio puede sustituir la pena privativa de libertad.

Por otra parte, en diciembre del año pasado, la Asociación Nacional de Criadores de Gallos demandó al Estado costarricense ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por prohibir las peleas de gallos y la cría de este tipo de animales.

Ese grupo alega que esta actividad es una tradición cultural del país.

Según una publicación de La Nación, esta es la segunda vez que los galleros intentan traerse abajo la prohibición de las peleas de gallos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.