Carlos Arguedas C.. 12 julio
La acción policial se desarrollo el sábado a las 6:30 p.m. luego de que las autoridades recibieron una alerta que ingreso por medio de una llamada confidencial. Fotos MSP
La acción policial se desarrollo el sábado a las 6:30 p.m. luego de que las autoridades recibieron una alerta que ingreso por medio de una llamada confidencial. Fotos MSP

Oficiales de la Fuerza Pública sorprendieron la noche del sábado a 15 clientes dentro de un bar clandestino en la localidad de Bella Vista, en Fray Casiano de Puntarenas.

La acción policial se desarrollo a las 6:30 p.m. luego de que las autoridades recibieron una alerta que ingreso por medio de una llamada confidencial.

Según el reporte preliminar emitido por el Ministerio de Seguridad Pública, el lugar es denominado como bar El Gordo y al momento del ingreso de los agentes, en el lugar había 14 adultos y un menor .

El local donde funcionaba el bar clandestino es una construcción sencilla. Semeja ser una casa, con paredes de láminas de cin y otras de madera. El piso es de cemento. El lugar tenía una barra con bancos para atender a los clientes y, además, tenía mesas y sillones de sala viejos.

Seguridad Pública informó que con base en la Ley 9047 Ley de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico y la actual orden sanitaria debido a la pandemia por el covi-19, se procedió a clausurar el establecimiento.

Asimismo se decomiso el licor que en total había 204 botellas, que eran de diversos tipos de bebidas.

Según la Ley 9047, en sus artículos 21 y 22, la persona que comercialice bebidas con contenido alcohólico, “sin contar con una licencia vigente y expedida por la municipalidad respectiva, recibirá una sanción de entre treinta y sesenta días multa, sin perjuicio del decomiso de los productos, los cuales serán entregados por el ente a los tribunales de justicia”.

Paralelamente, Seguridad informó que en otro operativo fueron encontrados grupos de jóvenes ingiriendo licor en vía pública. Eso sucedió en La Carpio, en La Uruca, San José.

Los infractores fueron identificados, se les confeccionó una boleta de advertencia y el licor destruido.

Finalmente, en otro operativo realizado en Cahuita del cantón de Talamanca, en Limón, fueron decomisadas 2219 unidades de licor.

La confiscación se hizo luego de que oficiales observaron tres vehículos sospechosos que evadieron la voz de alto en un puesto de control. En un seguimiento se les ubicó una propiedad privada y al revisarlos fueron encontradas las cajas con licor.

Por este caso no hay detenidos, informó Seguridad Pública.