Carlos Arguedas C.. Hace 3 días
El individuo, de 45 años, quedó detenido porque en su contra había una orden de captura por incumplimiento de medidas de protección. Foto cortesía PME
El individuo, de 45 años, quedó detenido porque en su contra había una orden de captura por incumplimiento de medidas de protección. Foto cortesía PME

Un individuo de 45 años, señalado como un frecuente tachador de viviendas en el cantón de Escazú y a quien se le atribuye apoderarse de los artículos más fáciles de robar, fue detenido la madrugada de este sábado.

La captura la hicieron a las 4 a. m. dos oficiales de la Policía Municipal de Escazú, luego de que un vecino del distrito de San Antonio los alertara por la presencia de un sujeto sospechoso dentro de su vivienda.

De acuerdo con la información oficial, el vecino dijo que se encontraba durmiendo cuando escuchó un ruido extraño dentro de su inmueble. Cuando se levantó para conocer que sucedía, observó a un sujeto que al notar su presencia salió rápidamente de la casa sin lograr llevarse ningún artículo.

Con base en la descripción dada por el poblador, los oficiales realizaron una búsqueda por las inmediaciones hasta que lograron dar con un individuo que coincidía con las características del presunto ladrón.

Cuando los oficiales consultaron el nombre en el archivo policial, determinaron que no coincidía, por lo que al sujeto le tomaron las huellas digitales y al ser comparadas se determinó de que se trata de un individuo de apellidos Herrera Cordero, oriundo de Alajuelita.

Aunque el vecino de San Antonio de Escazú no quiso poner la denuncia, al alegar que no le habían robado nada, la Policía Municipal determinó que contra Herrera existe una orden de captura, girada el 4 de diciembre, por incumplimiento de medidas de protección en perjuicio de una mujer, según la causa 17-001649-1283-PE.

Para la Policía Municipal de Escazú, Herrera es la persona que señalan varios vecinos como el sujeto que en ocasiones ha forzado puertas o ventanas de casas y también aprovecha descuidos para tomar artículos que sean fáciles de robar.

En muchas de las ocasiones las víctimas no interponen la denuncia, como sucedió con el vecino de San Antonio, por el bajo monto de lo sustraído, comunicó la Policía.

Herrera, según el recuento de las autoridades, tiene antecedentes judiciales desde que tenía 24 años, cuando lo detuvieron en noviembre de 1994, como sospechoso del delito de robo agravado en perjuicio de un hombre de apellido Camareno, en La Aurora de Alajuelita.