Carlos Arguedas C.. 26 abril
Uno de los lugares contaba con un redondel para el enfrentamiento de los animales. Foto MSP.
Uno de los lugares contaba con un redondel para el enfrentamiento de los animales. Foto MSP.

Dos lugares debidamente acondicionados para las peleas de gallos fueron intervenidos por la Policía, uno el sábado y otro el domingo, en la Verbena de Upala, en Alajuela y en San Bernardino de Horquetas de Sarapiquí, Heredia, respectivamente.

En ambos sitios, los oficiales de la Fuerza Pública encontraron animales encerrados en jaulas, juegos de espuelas de carey, bolsas para transportar los gallos y varias hieleras, con abundantes cervezas para consumo de los asistentes. Sin embargo, no se pudo determinar si se estaban vendiendo de manera ilegal.

El Ministerio de Seguridad Pública informó de que las acciones policiales se realizaron luego de recibir informes confidenciales sobre la ejecución de alguna actividad ilegal, pues los vecinos vieron varios vehículos y la posible aglomeración de personas, quienes estarían infringiendo las medidas para prevenir la covid-19.

El sábado, la Policía llegó hasta una finca sembrada de cacao en la cual habían acondicionado un área para el juego de gallos. Se estima que en las peleas participaban cerca de 20 personas, 14 de las cuales, al notar la presencia policial, huyeron por la plantación.

En el sitio quedaron seis adultos, que fueron identificados y puestos a la orden de la Fiscalía de Upala, con las evidencias encontradas en el lugar.

En tanto, el domingo, en la comunidad de San Bernardino de Horquetas, fueron ubicadas unas 130 personas en un galerón mejor acondicionado, en el cual había un redondel con gradería para las peleas de las aves.

Asimismo, los policías encontraron 30 gallos y gran variedad de espuelas fabricadas especialmente para que los animales se causen daño hasta provocarse la muerte.

El propietario del lugar, los organizadores y particulares fueron identificados y puestos a la orden de la Fiscalía de Sarapiquí.

Los animales quedaron bajo custodia del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

En lo que va del año, ya suman seis las galleras intervenidas en las provincias de Guanacaste, Limón y Heredia, informó el Ministerio de Seguridad.

La Policía también decomisó espuelas de carey, que son fabricadas para que los animales se provoquen daños y mueran. Foto MSP.
La Policía también decomisó espuelas de carey, que son fabricadas para que los animales se provoquen daños y mueran. Foto MSP.