Eillyn Jiménez B..   21 marzo
La Fiscalía detalló que la detención de este sujeto no tiene relación con el asesinato del dirigente indígena Sergio Rojas Ortiz. Foto: Casa Presidencial

Un hombre de apellidos Zúñiga Fallas fue detenido como sospechoso de disparar contra dos indígenas el pasado viernes 15 de marzo.

Así lo dio a conocer este jueves por la tarde la Fiscalía, que detalló que la captura se realizó en la casa del sujeto, ubicada en Olán de Salitre, en Buenos Aires de Puntarenas.

Los hechos que se investigan ocurrieron en esa comunidad, cuando al parecer Zúñiga llegó a la casa de una de las víctimas y disparó en varias ocasiones.

El ofendido se encontraba acompañado por otro indígena, por lo que ambos se refugiaron detrás de árboles y piedras para esquivar las balas.

El lunes siguiente al hecho, 18 de marzo, los afectados acudieron a presentar la denuncia ante el Ministerio Público en compañía del dirigente indígena Sergio Rojas Ortiz, quien fue asesinado horas más tarde.

Por ese crimen, cuyas circunstancias y motivos están en investigación, aún no hay detenidos.

#related
Investigaciones separadas

La causa contra Zúñiga se sigue bajo el expediente 19-0000197-634-PE por el delito de tentativa de homicidio y, por el momento, no se relaciona con la muerte de Rojas, cuyas pesquisas se realizan de manera independiente.

“Esta causa se desarrolla de forma independiente a la investigación que se efectúa en relación con la muerte de líder comunal Rojas Ortiz, la cual se encuentra a cargo de un equipo especial de fiscales”, precisó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El miércoles trascendió que los homicidas de Rojas utilizaron al menos dos armas de fuego para cometer el crimen, una de ellas calibre nueve milímetros.

El dirigente indígena pereció el lunes por la noche, luego de recibir varios impactos de bala, la mayoría en el abdomen.

De momento las autoridades no han querido descartar ninguna línea de investigación, pero prefieren esperar a que avance la investigación para dar más detalles.

Rojas no interpuso recientemente ninguna denuncia a su nombre; sin embargo, el presidente Carlos Alvarado ordenó darle protección a la familia del hombre y reforzar la seguridad en el territorio indígena de Salitre, el cual abarca unas 11.700 hectáreas.

Asimismo, pidió la presencia de funcionarios de la Dirección Nacional de Resolución Alternativa de Conflictos del Ministerio de Justicia y del viceministerio de Diálogo en la zona.

Información actualizada a las 7:02 p. m. con más datos.