Carlos Arguedas C.. 29 diciembre, 2018
Jaime Núñez conocido como Jaimito, vivía en diversos lugares costarricenses cercanos a la frontera con Panamá. Foto cortesía de MSP
Jaime Núñez conocido como Jaimito, vivía en diversos lugares costarricenses cercanos a la frontera con Panamá. Foto cortesía de MSP

La Policía Profesional de Migración deportó este sábado a un panameño que era buscado en su país por presuntamente desmembrar a un joven de 21 años.

La entrega se realizó en el puesto fronterizo de Paso Canoas, bajo una estricta vigilancia, informó el Ministerio de Seguridad Pública.

El deportado fue identificado como Jaime Núñez Fuentes, de 28 años, quien es conocido con el alias de Jaimito y había sido detenido en nuestro país el pasado 18 de octubre en San Vito de Coto Brus, tras conocerse que existía una orden de captura internacional como sospechoso del delito de homicidio calificado.

Núñez Fuentes, quien es originario de la provincia de Chiriquí en Panamá, regularmente permanecía en la zona fronteriza entre Costa Rica y Panamá.

Según informó Seguridad Pública, este sujeto fue investigado aquí en el año 2014 por el delito de homicidio calificado y posteriormente, en el año 2017 por los delitos de robo agravado y tentativa de femicidio. Este ultimo hecho sucedió el 16 de agosto del año anterior en la comunidad de San Joaquín de Coto Brus. La víctima fue una mujer de apellido Martínez.

Empero por ninguno de esos casos recibió una condena.

Ligado a crimen

Nuñez Fuentes es vinculado por las autoridades de Panamá con el asesinato de Geovany Alberto Pinto Ávila de 21 años.

Este hecho se descubrió el 24 de febrero del 2017, detrás del hotel Samaria en Paso Canoas pero del lado panameño. Este lugar está a unos 100 metros de la línea limítrofe.

El cuerpo de Pinto estaba desmembrado y metido en una maleta de color negro que fue abandonada en un caño de una calle de lastre.

La víctima era oriunda de Barú, Panamá , pero vivía en Paso Canoas del lado costarricense. Laboraba en unas bodegas en el área comercial.

La policía panameña, luego de varias investigaciones, logró identificar a tres individuos, entre ellos a Núñez, como sospechosos del crimen de Pinto. Uno cuyo nombre no fue divulgado pero que tiene 26 años, lo detuvieron en agosto pasado y otro permanece en fuga.

A Jaime Núñez lo arrestaron el 18 de octubre pasado cuando viajaba en un autobús que cubre la ruta Ciudad Neily a San Vito. El operativo lo realizaron agentes del OIJ y de la Fuerza Pública.

Inicialmente, en contra de Núñez se abrió un proceso de extradicción pero el pasado 17 de diciembre, el Tribunal de Juicio de Corredores negó esa solicitud y puso en manos de Migración al sujeto quien se encontraba de manera irregular en suelo costarricense. Por esa razón se le deportó este 29 de diciembre.