Eillyn Jiménez B.. 3 marzo
Las armas menos letales tienen similitudes con pistolas. Foto: MSP para LN
Las armas menos letales tienen similitudes con pistolas. Foto: MSP para LN

La Policía decomisará armas menos letales (con gas pimienta, municiones de salva o descargas eléctricas) a personas con antecedentes penales o policiales, que se encuentren bajo los efectos del alcohol o las drogas y que las porten en bares y actividades masivas.

La directriz que ordena los decomisos se publicó el pasado 27 de febrero en el diario oficial La Gaceta, y en ella se establecen una serie de disposiciones para “prevenir el uso de las armas menos letales en la comisión de delitos y demás situaciones que atenten contra la seguridad y el orden público”.

De acuerdo con las autoridades, estas suelen utilizarse para cometer actos delictivos y por su similitud con las armas letales, las víctimas no logran distinguir las diferencias entre una y otra.

Para el viceministro de Seguridad Pública, Eduardo Solano Solano, la medida permitirá quitarle a la delincuencia esta armamentos.

"Con esta nueva directriz se podrán decomisar este tipo de armas menos letales que están en manos de personas vinculadas a la criminalidad y a la delincuencia organizada.

"Aprovechando las modificaciones a la Ley de Armas, emitimos este documento que nos va permitir impactar este tipo de armamento que está siendo utilizado para perjudicar a la ciudadanía”, aseguró Solano.

Cuando un arma menos letal sea decomisada, se entregará una copia del acta de la incautación a la persona que la portaba y en esta constará el motivo que generó la medida.

Además, deberá especificarse el lugar donde estará en custodia, todo con el objetivo de que haya un apersonamiento al procedimiento administrativo correspondiente.

“El arma menos letal deberá ser remitida junto con el informe y acta de decomiso a la Dirección General de Armamento, que mantendrá la custodia de la misma hasta que finalice el procedimiento administrativo correspondiente.

"En caso de que el resultado del mismo sea que el interesado no logró demostrar que no se encuentra dentro de las causales indicadas, se procederá con las diligencias tendientes a la destrucción de arma”, precisa la directriz.

El sábado anterior, oficiales de la Fuerza Pública decomisaron dos rifles no letales al conductor de un vehículo que fue interceptado en Upala de Alajuela durante un control en carretera.

Según el parte policial, el hombre se encontraba bajo los efectos del licor y portaba las armas en la cajuela, por lo que se procedió a aplicar la directriz.

Estadísticas del Departamento de Inteligencia Policial (Dipol) reflejan que el año pasado se decomisaron un total de 668 armas no letales y, al mes de febrero del 220, reportan un total de 113.