Carlos Arguedas C.. Hace 2 días
La Policía Fiscal informó de que las cajas con los 10 millones de cigarrillos venían ocultos detrás de cajas con abanicos y sandalias. Foto de PCF
La Policía Fiscal informó de que las cajas con los 10 millones de cigarrillos venían ocultos detrás de cajas con abanicos y sandalias. Foto de PCF

La Policía de Control Fiscal (PCF) del Ministerio de Hacienda, decomisó este viernes un contrabando de 10 millones de cigarrillos, que fue valorado en ¢600 millones.

El alijo lo transportaba un camión procedente de Panamá y fue descubierto cuando el vehículo llegó al puesto fronterizo de Paso Canoas, en el cantón de Corredores, Puntarenas.

El conductor del automotor, cuando presentó la documentación aduanera, hizo constar que el cargamento que transportaba eran abanicos, sandalias y otros artículos del hogar.

Sin embargo, oficiales de la PCF recibieron una información confidencial de que en el mencionado camión se escondía mercadería de dudosa procedencia.

Irving Malespín Muñoz, director de la Policía Fiscal, dijo que los cigarrillos son de la marca Gold City, los cuales son vendidos de manera ilegal, principalmente en las calles capitalinas.

La mercancía decomisada fue llevada a un almacén fiscal para que funcionarios de la Dirección General de Aduanas procedan con el cálculo de los impuestos dejados de pagar y luego autoricen su destrucción.

Golpes anteriores

Este es el cuarto gran decomiso de cigarrillos que se realiza en los últimos tres meses, que han permitido evitar el ingreso de 44 millones de cigarrillos.

El primero de los casos se dio el pasado 1.° de agosto en Villa Bonita de Alajuela. “Se realizó un trabajo que se venía investigando desde hace quince días, en un predio en Villa Bonita de Alajuela encontramos un camión que tenía once millones de cigarrillos de las marcas Golden City y Capital, además se detuvo a una persona”, dijo Malespín en aquel momento.

Posteriormente, el 10 de setiembre detuvieron en la comunidad de Abrojo de Corredores, un furgón escondía 13 millones de unidades de cigarrillos. En esa ocasión se detuvo a un trailero costarricense apellidado Jiménez Barroso, de 31 años.

La de ese día es la mayor incautación que se ha realizado durante este 2019. Esta investigación se hizo en cinco días.

Por último, el pasado 1.° de octubre fueron decomisados cuatro millones de unidades de cigarrillos y se detuvo a tres individuos, dos de apellidos Fuentes y el otro Ramírez. La acción policial fue en el centro de Alajuela.

Los cigarrillos son de la marca Silver Elephant, los cuales viajaban ocultos en dos camiones.

“Estos resultados responden a las acciones que ha venido efectuando la policía para combatir el contrabando, mejorar la recaudación de los impuestos, y proteger la salud de la población”, manifestó este viernes Irving Malespín.

El contrabando de cigarrillos es sancionado con una multa de dos veces el monto del valor aduanero de las mercancías objeto de contrabando y con pena de prisión de tres a cinco años, según lo establece el artículo 211 de la Ley General de Aduanas.

El Ministerio de Hacienda, en un comunicado de prensa, pidió a la ciudadanía denunciar cualquier irregularidad en el ingreso de mercaderías y lo pueden hacer en una aplicación disponible en la página web www.hacienda.go.cr, que se llama “Denuncie Ya”. También tienen disponible el número de la PCF 2539-6800.