Hugo Solano C.. 3 junio

(Video) Perros han detectado este año 2.596 personas con drogas en cárceles

La unidad canina del Ministerio de Justicia detectó, en los primeros cinco meses de este año, a 2.596 hombres y mujeres cuando pretendían introducir o introdujeron droga en centros penitenciarios.

Lo anterior, luego de que en enero de este año se creó en Pérez Zeledón una nueva unidad canina. Esta opera gracias a una donación de perros y la capacitación de la Embajada de Estados Unidos por un monto superior a los ¢115 millones.

La ministra Marcia González afirmó en un comunicado de prensa que muchas personas que entran con droga a los centros penitenciarios están “aliadas a bandas organizadas, dedicadas al trasiego de drogas en los centros penales del país”.

Por eso transfieren información a otros cuerpos policiales para combatir la operación de esas redes narco.

La construcción de los módulos donde están los perros en Pérez Zeledón estuvo a cargo de privados de libertad y se suma a las ya existentes en La Reforma de San Rafael, Alajuela y las prisiones de Pococí y Puntarenas.

El trabajo de esas unidades se centra en la prevención en el consumo de estupefacientes, mediante la detección de drogas tanto a la entrada como a lo interno de los centros penitenciarios.

En Pérez Zeledón se han realizado, en estos cinco meses, un total de 178 operativos entre visitas generales y conyugales, así como en revisión a privados de libertad y funcionarios del mismo centro.

Se cuenta con 11 instructores caninos y siete oficiales se preparan para integrarse a los 26 guías caninos que hay. Foto: Ministerio de Justicia.
Se cuenta con 11 instructores caninos y siete oficiales se preparan para integrarse a los 26 guías caninos que hay. Foto: Ministerio de Justicia.

En total, el ministerio cuenta con 38 perros de razas como pastor belga mallinois, pastor alemán, labrador, y schnauzer para detección de drogas, explosivos y rastreo de personas, estos últimos para el seguimiento cuando hay fugas.

Mayoría son mujeres

Entre enero y mayo han arrestado a 1.469 mujeres y 1.127 hombres con drogas en los diferentes centros penitenciarios.

De ellos 1.865 eran visitantes, 687 privados de libertad, 16 policías penitenciarios y dos funcionarios de otras áreas, entre otros.

Ese delito se castiga con penas de entre ocho y 20 años de prisión, según el artículo 77 de la Ley 8204.

Sin embargo, la pena baja de tres a ocho años de prisión, cuando la autora sea una mujer en condición de pobreza, jefa de hogar en condición de vulnerabilidad o tenga bajo su cargo menores de edad.

También si se trata de adultas mayores o personas con cualquier tipo de discapacidad que amerite la dependencia de la persona que la tiene a su cargo.

En esos casos el juez podrá dictar el arresto domiciliario u otras medidas alternativas a la prisión.

Más droga

La Policía Penitenciaria ha decomisado en estos cinco meses cargas variadas que suman 28 kilos de marihuana, cocaína y crack, mientras que el año pasado el total fue 43 kilos, por lo que, de seguir la tendencia, se superarían los decomisos.

También los policías se han incautado de 410 celulares y 64 cédulas de identidad que no correspondían a la persona que la portaba.

La ministra de Justicia, Marcia González, dice que se colabora con los cuerpos policiales cuando se tienen datos de las bandas que están detrás de muchas personas que introducen droga a la cárcel. Foto: Cortesía del Ministerio de Justicia.
La ministra de Justicia, Marcia González, dice que se colabora con los cuerpos policiales cuando se tienen datos de las bandas que están detrás de muchas personas que introducen droga a la cárcel. Foto: Cortesía del Ministerio de Justicia.