Por: Eillyn Jiménez B..   3 septiembre
La Fiscalía de Nicoya mantiene abierta la investigación en contra de Pereira López, de 22 años. Foto: Archivo

Un peón de construcción de apellidos Pereira López descuenta tres meses de prisión preventiva, ya que figura como sospechoso de violar y asaltar a una turista argentina en una playa de Sámara, en Nicoya, Guanacaste, el pasado jueves 30 de agosto.

El imputado es un hombre de 22 años, quien fue capturado el viernes anterior por oficiales de la Fuerza Pública.

De acuerdo con la Fiscalía de Nicoya, Pereira es investigado por los delitos de violación y robo agravado bajo el expediente 18-001197-069-PE.

Agregaron que durante la audiencia de solicitud de medidas cautelares, realizada este domingo, el Juzgado Penal de la zona acogió su solicitud para que el joven permanezca de manera temporal en la cárcel, mientras la investigación sigue en curso.

Erika Madriz, jefa de Planes y Operaciones del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), informó de que una amiga de la víctima la impulsó a poner la denuncia tras lo sucedido.

“Aparentemente, ella (la víctima) estaba en la playa sola y el sujeto, quien tiene varios antecedentes y había salido de prisión hace mes y medio, la abordó. Tras la detención se coordinó con la Fiscalía y como es usual se trabajó en un abordaje integral para la afectada”, manifestó Madriz.

Hasta ahora se sabe que la ofendida se encontraba vacacionando en suelo costarricense.

Casos similares

El caso de esta mujer argentina, cuya edad se desconoce, se presenta casi 22 días después de que el capitán de una embarcación fuese detenido por oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), como sospechoso de violar a una turista estadounidense en Tortuguero de Pococí, Limón.

Se trata de un hombre de nacionalidad nicaragüense, de apellidos Chaves Castillo, quien actualmente descuenta seis meses de prisión preventiva.

Además, a inicios de agosto dos foráneas fueron asesinadas en Tortuguero de Limón y playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas.

La primera víctima mortal fue la española Arancha Gutiérrez López, quien el 4 de agosto apareció estrangulada y con la ropa íntima rasgada en el sendero de un hotel en Tortuguero.

Hasta ahora el único sospechoso del crimen es un nicaragüense, de apellidos Díaz Hawkings, cuyo ADN fue encontrado en el cuerpo de la fallecida por los médicos forenses.

#related

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detalló el pasado 13 de agosto que en los senos de la mujer, quien era fisioterapeuta, encontraron saliva de Díaz, mientras que en las uñas de las manos de Gutiérrez aparecieron rastros de piel que corresponden con las muestras tomadas al extranjero, quien está en prisión preventiva por el hecho.

Para el director de la Policía Judicial, Wálter Espinoza, esas dos pruebas son absolutamente claras y respaldadas científicamente, por lo que para el OIJ la conclusión es “plena, total y absoluta y no hay otro resultado posible”.

Agregó que las pruebas testimoniales también ubican al nicaragüense en el tiempo y espacio en el que sucedieron los hechos.

“El OIJ es claro y concluyente que, de acuerdo con nuestra investigación, el sujeto que asesinó a esta joven en Tortuguero el 4 de agosto es Díaz”, enfatizó Espinoza en conferencia de prensa hace 22 días.

#related
Arancha Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero. Foto: Tomada de Facebook

Un día después de la muerte de Gutiérrez, el 5 de agosto, una mexicana identificada como María Trinidad Matus Tenorio falleció ahogada luego de un asalto en playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas.

Según las autoridades, Matus y una amiga inglesa, apellidada Moorhouse, se encontraban en la playa en la madrugada del domingo, cuando fueron abordadas por al menos dos sujetos, quienes al parecer las asaltaron.

A las dos las metieron al mar con el objetivo de ahogarlas, pero Moorhouse forcejeó con uno de los sospechosos, logró huir y pidió ayuda.

El cuerpo de la cantante mexicana fue ubicado en la playa y aunque no presentaba heridas de arma blanca o disparos visibles, tenía lesiones que hacen concluir a las autoridades judiciales que fue ahogada. En tanto, la inglesa fue abusada sexualmente, confirmó la Fiscalía.

Un artesano de 44 años, con algunas lesiones en su cuerpo, fue detenido el 9 de agosto como sospechoso de participar en el homicidio de la mexicana. Se trata de un hombre de apellidos Sancho Rodríguez, quien fue sometido a un examen físico en la Unidad de Medicina Legal del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ya que presentaba algunas lesiones.

Asimismo, poco después del hecho un sujeto apellidado Esquivel Cerdas fue capturado. Los dos hombres son investigados por los delitos de homicidio calificado y abuso sexual.

La semana pasada, el Tribunal Penal de Cóbano ratificó los tres meses de prisión preventiva para los dos sujetos, mientras que la investigación seguirá en curso.

#related
María Trinidad Matus Tenorio falleció ahogada en playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas. Foto: Tomada de Instagram

Tanto el caso de Matus como el de Gutiérez, cuyas muertes generaron conmoción en toda Costa Rica, permacen en investigación.

Después de los hechos, las redes sociales se inundaron de mensajes de disculpas para las familias de las dos extranjeras, quienes vinieron a pasear sin saber que este sería su último destino.

Por otra parte, el presidente Carlos Alvarado Quesada anunció el 9 de agosto que destinará anualmente $1 millón del presupuesto del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) a la seguridad turística y lamentó los hechos violentos que generaron la muerte de las turistas, así como un asalto a dos españoles y tres costarricenses en el Parque Nacional Rincón de la Vieja ese mismo día.

El Gobierno también anunció el lanzamiento de una aplicación con advertencias y consejos de seguridad para turistas, la cual estaría lista en diciembre, al comienzo de la temporada alta.