Eillyn Jiménez B.. 23 enero

(Video) OIJ detiene a sospechosos de asaltos a locales comerciales

Dos jóvenes de 18 y 21 años fueron detenidos este miércoles por la mañana como sospechosos de participar en el asalto a un restaurante en Curridabat, San José, el 17 de octubre del 2018.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que realizaron dos allanamientos en el barrio Quesada Durán, en Zapote, para capturar a los muchachos y decomisar evidencia para la investigación.

Entre otras cosas, encontraron municiones de armas de fuego calibre nueve milímetros y prendas que serán comparadas con la descripción dada por las víctimas.

Joaquín Sánchez, jefe de la Sección de Asaltos de la Policía Judicial, manifestó que el día del atraco los dos sujetos, de apellidos Campos Moya y Suárez Villegas, llegaron al comercio a bordo de una motocicleta, encapuchados y armados. Uno de ellos se ingresó al local y amenazó a las personas que se encontraban allí para que le entregaran los celulares.

“Una de las víctimas intentó salir del negocio y, en ese momento, fue abordado por el asaltante que estaba en la motocicleta. A partir de ahí se inició la investigación y se vinculó a estas dos personas con ese evento”, mencionó el jefe judicial.

En total, de este hecho hay tres víctimas.

Además, las autoridades no descartan que los supuestos hampones formen parte de un grupo que ha ejecutado más atracos en comunidades aledañas con un modo de operar similar.

Precisamente, el 25 de setiembre del año pasado hubo un asalto a un bar de Zapote en el que al parecer participó al menos uno de los aprehendidos este miércoles.

“Se trata de un asalto a otro local comercial, en este caso un bar en Zapote, adonde ingresaron tres sujetos con armas de fuego, amenazaron a los presentes y procedieron a sustraer tanto celulares como dinero en efectivo de la caja del negocio.

"Posteriormente, huyeron en un vehículo y en este momento estamos vinculando al menos a una de estas personas detenidas con ese evento”, explicó Sánchez.

El perjuicio económico para el negocio fue de, aproximadamente, ¢70.000, mientras que los clientes afectados fueron siete, según registros del OIJ.

El OIJ detuvo a dos hombres como sospechosos de asalto. Foto: OIJ para LN
El OIJ detuvo a dos hombres como sospechosos de asalto. Foto: OIJ para LN

Sánchez agregó que el modo de operar empleado en estos dos asaltos y otros que se han dado en Curridabat, Zapote y San Francisco de Dos Ríos es similar en cuanto a la cantidad de personas que participa (entre dos y cuatro), la hora de los asaltos (después de las 10 p. m.) y el tipo de locales, que son restaurantes que cierran tarde, o bares.

El jefe de la Sección de Asaltos precisó que Campos, de 18 años, tiene antecedentes por un robo agravado realizado a un comercio en diciembre anterior, mientras que también enfrenta otros procesos penales por aparentes delitos cometidos cuando era menor de edad.

Suárez (21 años), por su parte, tiene expediente por violación de domicilio, lo cual quiere decir que hubo un ingreso violento a una propiedad.

Los muchachos no tienen ningún vínculo familiar entre ellos, pero vivían a 300 metros uno de otro. Ambos serán pasados al Ministerio Público con el informe correspondiente.

Sánchez recomendó a los locales comerciales invertir en seguridad, tanto con oficiales como con cámaras de buena resolución que permitan identificar eventos sospechosos.

Asimismo, reconoció que han detectado al menos dos organizaciones dedicadas a asaltar establecimientos de comidas rápidas; sin embargo, aclaró que los detenidos este miércoles se alejan de ese perfil.

Información actualizada a las 12:41 p. m. con más datos del OIJ.