Hugo Solano C.. 19 febrero
A las 5 p. m. comenzó a llover fuerte en Pococí y alrededores. El empuje frío dejará lluvias en todo el Caribe y zona norte. Foto: Reiner Montero.
A las 5 p. m. comenzó a llover fuerte en Pococí y alrededores. El empuje frío dejará lluvias en todo el Caribe y zona norte. Foto: Reiner Montero.

Ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora en Guanacaste y en las partes altas del Valle Central comenzarán a percibirse, desde la noche de este viernes, debido a la influencia del empuje frío número16 de la temporada.

Daniel Poleo, del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), explicó que los vientos fuertes podrían prevalecer durante todo el fin de semana. Agregó que para este sábado se esperan lluvia en el Caribe y la zona norte, las cuales perderían intensidad el domingo.

En las partes bajas del Valle Central, las ráfagas también serán fuertes, por lo que las autoridades piden precaución ante una eventual caída de ramas, rótulos y árboles. Los pilotos de aeronaves pequeñas también deben más cuidado.

Durante el mes de febrero, dos personas han perdido la vida debido a la caída de árboles.

Uno de esos accidentes ocurrió en Cahuita, Limón, el pasado 3 de febrero, cuando murió una holandesa de 30 años. El otro caso se produjo el 9 de febrero en Liberia, Guanacaste, y cobró la vida de un conductor de 37 años.

Por otra parte, el IMN indicó que los cielos permanecerán nublados en la mayor parte del territorio nacional. Solo la zona sur estará exenta de la afectación del empuje frío, allí más bien se espera que las lluvias disminuyan.

Ambiente frío
Para este sábado se prevé un día lluvioso en el Caribe, lo cual podría repercutir en Cartago y las partes altas del Valle Central. El viento fuerte va a prevalecer todo el fin de semana. Foto: Rafael Pacheco
Para este sábado se prevé un día lluvioso en el Caribe, lo cual podría repercutir en Cartago y las partes altas del Valle Central. El viento fuerte va a prevalecer todo el fin de semana. Foto: Rafael Pacheco

Según Daniel Poleo, las temperaturas de este fin de semana van a ser más frescas, pues estarán un par de grados Celsius por debajo del promedio. Sin embargo, indicó que el fuerte viento hace que las personas sientan más frío de lo que marca el termómetro.

Añadió que no se esperan aguaceros como los que cayeron, la tarde del jueves anterior, en casi todo el Valle Central y el Pacífico, debido a que el viento fuerte impide el ingreso de humedad del Pacífico, causante de esas lluvias.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) dictó poco después del mediodía una alerta verde para el Valle Central, el Caribe, la zona norte y el Pacífico norte, por la llegada del nuevo empuje frío.

Esa entidad pide a los comités de emergencia e Instituciones, mantenerse activos y monitoreando los sectores de mayor riesgo.

A la población que habita en zonas de riesgo les solicita mantenerse informada y acatar solamente los mensajes que se difundan las instancias oficiales.

Por el fuerte viento, pide a agricultores y población en general evitar quemas de cualquier tipo, ya que fácilmente pueden salirse de control.

(Video) Temperaturas diurnas van a ser más bajas por empuje frío

Olas altas

El Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) pide a los usuarios del mar tener mucho cuidado en estos días, pues se espera oleaje alto en ambos litorales, a raíz del empuje frío.

En el Pacífico norte, las olas tendrán una altura superior a los tres metros desde el sábado 20 hasta, al menos, el 24 de febrero.

Mientras, el Caribe registrará olas más altas que el promedio. Se espera que alcancen unos 2,7 metros de alto en estos días.

Por todo lo anterior, piden mucho cuidado a los capitanes de embarcaciones pequeñas y medianas, pues el mar picado prevalecerá incluso la semana entrante.

Esas ráfagas de vientos alisios también producen oleajes en el lago Arenal (entre Tilarán y San Carlos) y en el interior del golfo de Nicoya (Puntarenas), por lo que también se advierte a vacacionistas y pescadores de pequeñas pangas.

El 7 de febrero, el viento generó el naufragio de una lancha con nueve personas a bordo en Guanacaste

Sus ocupantes, incluido un menor, tuvieron que nadar hasta el islote Cabeza de Mono, cerca de bahía Culebra, para sobrevivir.