Seguridad

Nueve náufragos nadaron hasta islote para salvar sus vidas en Guanacaste

Este domingo fuerte viento volcó embarcación de turistas. Pasaron la noche a la intemperie y fueron rescatados por Guardacostas hasta este lunes

El fuerte viento que corría la tarde de este domingo en el Pacífico norte volcó una lancha que zarpó de playas del Coco, en Carrillo de Guanacaste, con nueve personas a bordo, incluido un niño de 11 años.

Lo que empezó como un viaje de pesca familiar estuvo a punto de tener un fin trágico, pero, a como pudieron, los nueve ocupantes lograron nadar hasta un islote llamado Cabeza de Mono, donde pasaron la noche.

La idea era pescar entre 6 p. m. y 8 p. m., pero los sorprendió el vuelco poco después de pasar por bahía Ballena, rumbo hacia Papagayo.

Los rescatados fueron María José Hidalgo, de 25 años, Dany Sancho, de 35 y el menor de 11 años.

Otros ocupantes del bote de pesca deportiva fueron Johan Rojas, de 31 años, Yariela Cambronero, de 26 y Elvis Vargas, de 42.

Por último, Jefry Matarrita, de 32; Christian Jaén, de 27 y Kevin Madrigal, de 35. Todos eran familiares y conocidos, vecinos de Carrillo, Nicoya y otros puntos de Guanacaste.

Inicialmente todo transcurría normal, pero en cierto momento el viento y el fuerte oleaje hizo que todos quedaran a un mismo lado de la embarcación y esta se volcó. Al momento del rescate ninguno tenía chaleco salvavidas, informó la Policía.

Apoyándose unos a otros, las nueve personas se mantuvieron unidas y nadaron hasta el lugar más cercano que era la isla Cabeza de Mono, una formación rocosa en el Pacífico llamada así por la forma que tiene similar a un simio.

Ese peñón está unos dos kilómetros al oeste de la costa más cercana, frente al hotel Four Seasons.

Una vez a salvo, vieron a la distancia como la embarcación en que viajaban se terminaba de hundir con sus pertenencias, entre ellas los teléfonos celulares, situación que les impidió pedir ayuda.

La mañana de este lunes, varias embarcaciones pasaron por el sitio y, desde el islote, los náufragos les hacían señas solicitándoles ayuda.

Fue así como desde una de las lanchas que los divisó, se realizó una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1, que de inmediato le informó a los Guardacostas sobre lo ocurrido.

Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas, informó de que al llegar al islote, encontraron al grupo de vacacionistas que habían pasado la noche ahí.

Algunos presentaban raspones en el cuerpo y uno de los tripulantes en apariencia tenía un dedo fracturado, además, el menor estaba con nervios y ansiedad, pero aparte de la sed y del frío, todos estaban bien.

Los afectados indicaron a los guardacostas que el incidente ocurrió este domingo 7 de febrero unos 25 minutos después de que zarparon desde Playas de Coco, en Sardinal de Carrillo.

Los náufragos pasaron la noche en dicha isla, agrupados para afrontar el frío y esta mañana, luego de ser divisados, fueron salvados y llevados hasta tierra firme a bordo de la embarcación matrícula GC 38-18.

Los guardacostas coordinaron con la Cruz Roja Costarricense para la valoración médica respectiva de los afectados, que se realizó en la antigua delegación de Fuerza Pública en Carrillo.

La mañana de este lunes 8 de febrero todos fueron llevados sanos y salvos hasta tierra firme por parte de Guiardacostas. Foto: MSP.

Reflotaron la nave

Además de salvar a los ocupantes de la embarcación, los oficiales efectuaron las maniobras de recuperación de la lancha, pues las aguas donde se hundió tienen una profundidad de cuatro metros.

Los guardacostas bucearon y pegaron unas cuerdas de la proa de la nave hundida y el otro extremo en la Guardacostas de modo que con una maniobra de velocidad se logró el rescate de la embarcación cuyo costo ronda los $10.000.

“A mayor velocidad, el bote sale. Lo primero que asoma es la proa y por la velocidad el agua empieza a salir como un tubo por la parte de atrás (popa), hasta que es más el cuerpo del bote que el agua, y ahí es donde flota”, explicó Marín Arias.

Después de atravesar  frente a bahía Culebra, sobrevino el vuelco debido al oleaje y el viento. Imagen: Cortessía SNG.
Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.