Carlos Arguedas C.. 2 agosto
La entrega de los resultados de las pruebas covid-19 a los nicaragüenses comenzó el sábado en la tarde y continuó este domingo. Foto cortesía Migración
La entrega de los resultados de las pruebas covid-19 a los nicaragüenses comenzó el sábado en la tarde y continuó este domingo. Foto cortesía Migración

Un total de 148 nicaragüenses, de los 169 que permanecían varados en Peñas Blancas frontera con Niacaragua, iniciaron este domingo el proceso para reingresar a su país, informó la Dirección General de Migración y Extranjería.

Ese proceso comenzó luego de que salió negativa la prueba covid-19 a la cual fueron sometidos, lo cual constituía un requisito indispensable para que se les permitiera retornar a su país.

“A estas personas se les está entregando su examen y se procederá con el proceso de ingreso a Nicaragua, de forma ordenada y coordinada con las autoridades nicaragüenses”, señaló Migración en un comunicado.

(Video) Nicaragüenses varados en frontera inician retorno a su país

En tanto 21, personas que dieron positiva con la enfermedad deberán permanecer en suelo costarricense, hasta que ya no tengan síntomas. Serán alojadas en un lugar cerca del puesto fronterizo de Peñas Blancas, donde recibirán la atención médica.

“Se instalarán carpas con las condiciones adecuadas. Ese abordaje estará a cargo de la empresa privada contratada por la sociedad civil. Los migrantes se encuentran en buenas condiciones de salud. Permanecerán en ese lugar hasta la programación de una nueva toma de muestra. La alimentación será otorgada por Corner of Love, organización que les ha estado dando asistencia alimenticia durante toda su estancia en frontera”, dijo Migración.

Cientos de nicaragüenses que regresaban a su país desde Costa Rica quedaron varados desde el pasado 14 de julio en la frontera, impedidos de ingresar por las nuevas medidas sanitarias impuestas por el gobierno de Daniel Ortega a causa de la pandemia.

Luego de negarles el ingreso, el gobierno de Nicaragua dispuso desde el 15 de julio la obligatoriedad de presentar una prueba negativa de covid-19 con un máximo de 72 horas de antelación a los que quieran ingresar al territorio, sean nacionales o extranjeros.

En algún momento se llegaron a aglutinar, en la llamada zona de la aguja en Peñas Blancas y en condiciones sanitarias muy difíciles, cerca de 300 personas. Sin embargo, el Gobierno de Nicaragua permitió el paso de algunas mujeres y niños, pues en el lugar corrían mucho riesgo.

Organizaciones de la sociedad civil y de la empresa privada se organizaron y financiaron las pruebas covid-19 a los ciudadanos nicaragüenses, la cual estuvo a cargo de funcionarios del Hospital Clínica Bíblica. Las muestras comenzaron a tomarse desde el viernes anterior.

“Para las organizaciones de sociedad civil, el Centro de Derechos Laborales, la Universidad de La Salle, la Fundación para la Paz y otras organizaciones que están apoyando en este asunto, nos da alegría saber que ya están los resultados y que, del total de las pruebas realizadas por el Hospital Clínica Bíblica, un porcentaje muy bajo de aproximadamente 12% salió positivo”, dijo Fidelina Mena Corrales, representante del Centro de Derechos Laborales.