Katherine Chaves R.. 3 febrero, 2018

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, informó de que Nicaragua comenzó a desmantelar, este sábado, el campamento militar que tenía en suelo costarricense.

Desde la madrugada de este viernes, el presidente Luis Guillermo Solís y el canciller Manuel González se reunieron en Zapote para escuchar el fallo de La Haya. Foto: Cortesía
Desde la madrugada de este viernes, el presidente Luis Guillermo Solís y el canciller Manuel González se reunieron en Zapote para escuchar el fallo de La Haya. Foto: Cortesía

Así lo dijo ante una consulta de este medio: "Nosotros tenemos visores, a policías que están pendientes de lo que ocurre. Ellos se habían metido en isla Calero, pero ya están levantando todo y se están retirando".

La situación se da un día después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) calificara como una violación a la soberanía nacional la instalación de un campamento militar en una playa comprendida entre la laguna Los Portillos y la desembocadura del río San Juan, frente al mar Caribe.

Esa resolución se da luego de que la administración de Luis Guillermo Solís demandara al país vecino por una nueva incursión del Ejército nicaragüense. La queja la interpuso en enero del 2017.

Ante esto, los jueces reconocieron que ese espacio es territorio costarricense, reprocharon la invasión y ordenaron la salida de los militares.

"Suponemos que por eso toman esa decisión de retirarse, pero igual vamos a estar vigilantes de la situación, para evitar un nuevo reingreso", concluyó Mata.