Eillyn Jiménez B..   15 enero
La menor de 12 años permanece internada en el Hospital Nacional de Niños, luego de resultar herida en el hombro. Foto: José Cordero

Una menor de 12 años resultó herida este martes por la madrugada, luego de que una bala impactara una pared de su casa y el material de esta última le produjera una lesión en el hombro.

Al recibir la alerta, la Cruz Roja se trasladó al precario Los Álamos, ubicado entre los barrios Claret y la Pitahaya en San José. Cuando los paramédicos llegaron al sitio, localizaron a una única paciente.

“Se aborda una persona menor de edad y se traslada al Hospital Nacional de Niños (HNN)”, detalló la institución.

Olga Arguedas, directora del centro médico, detalló que la niña fue admitida y que se encuentra estable, por lo que probablemente sea egresada en las próximas horas.

“Lo que tuvo fue una lesión menor producida por un pedacito de material, que pareciera que fue metal o madera que salieron propulsados por el impacto de bala que quedó en una pared. La niña fue admitida y tiene una pequeña lesión en el hombro”, explicó Arguedas.

En tanto, al sitio del suceso acudieron oficiales de la Fuerza Pública para custodiar la escena, mientras que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recolectaron evidencias para la investigación del caso.

De acuerdo con la versión brindada por una tía de la víctima, pasada la medianoche se escucharon detonaciones de arma de fuego y poco después se percataron de que su sobrina estaba herida.

Otros casos

El caso más reciente de un niño herido por una bala perdida se presentó el pasado 21 de diciembre en el precario Triángulo de Solidaridad, en Calle Blancos de Goicoechea.

Ese día un pequeño de 3 años que caminaba junto con su madre, quien llevaba en brazos a su hermanita, fue impactado en el hombro.

La bala atravesó el tórax, por lo que fue intervenido por un grupo de médicos del HNN que logró reparar los órganos torácicos afectados por la lesión.

El sospechoso de ejecutar los disparos fue identificado por la Policía solamente con el alias de Lulú. Este hombre, al parecer, tiene un expediente policial por venta de droga, comercialización de armas y sicariato.

Hasta ahora el paradero del sujeto es incierto. Se presume que el día de los hechos, él salió a encarar a la expareja de su mujer, quien habría llegado de visita al precario y, por ese motivo, usó el arma de fuego que tenía.

Además, se sospecha que también tenía rencillas por temas relacionados con drogas.

Estas son las dos versiones que manejó el OIJ en su momento, tras realizar las diligencias necesarias.

#related

Asimismo, en setiembre del 2018 se registró un hecho similar, cuando una disputa entre dos bandas narco por controlar la venta de estupefacientes en barrio Cuba, San José, cobró la vida de un adolescente de 14 años.

El joven murió en el lugar debido a dos balazos que recibió, mientras que su madre fue trasladada al Hospital San Juan de Dios y sobrevivió.

En otro incidente, en agosto, otro menor de 10 años falleció de un impacto de bala en la cabeza, producto de un tiroteo en Guararí, Heredia.

El chiquito dormía dentro de su casa cuando se produjo el ataque.

Información actualizada a las 9:02 a. m. con declaraciones de la Dra. Arguedas.