Seguridad

‘Me tocó el hombro con la pistola para que le diera mi bolsito’, relató pasajera de bus asaltado en Tibás

Mujer nunca antes había sido víctima de un delito y aseguró que esto le robó la paz

Como hace cada mañana, una mujer a quien llamaremos Luisa para proteger su identidad, tomó un autobús en el centro de San José para dirigirse a Tibás, a su trabajo. Eran cerca de las 11 a. m. de este jueves, cuando la normalidad del viaje se interrumpió justo cuando el bus pasó frente al patio de los buses de Caribeños, 50 metros al sur del Walmart.

Un sujeto que estaba en la parada próxima le hizo señas al chofer para que se detuviera. Y así fue. Parecía ser un pasajero más, pero cuando ya estaba dentro del bus y al lado del conductor, no sacó el dinero para pagar el pasaje, sino que sacó un arma de fuego para amenazarlo. “Le decía que no bajara la velocidad, que se mantuviera rodando y así lo tuvo amenazado durante todo el asalto”, relató la víctima en una conversación con este medio.

En paralelo, otro hombre que estaba sentado en la parte trasera del bus se levantó de inmediato y también sacó una pistola. Este, dijo la mujer, era el encargado de saquearle las pertenencias a los más de diez pasajeros que viajaban en la unidad.

“Él solo decía que nos sentáramos, que no hiciéramos alboroto. A mí me tocó el hombro con la pistola para que le diera mi bolsito y ahí llevaba mi teléfono. Lo hizo con todos. Uno no puede hacer nada en ese momento, uno se queda mudo y no se piensa en nada”, dijo. Agregó que, en lo que pudo ver, al conductor del bus no lograron robarle nada, “porque él sí se puso como a pelear un poco, y eso hizo que no se le llevaran nada”.

Eso sí, el asalto fue en cuestión casi que de segundos, según mencionó la ofendida. “Todo fue demasiado rápido, fue en cuestión de nada. En un momento, el que estaba apuntando al chofer apresuró al otro (ladrón) para que terminara de robarnos rápido. Cuando terminó solo le dijeron al busero que se detuviera y ellos se bajaron corriendo (por el Walmart de esa misma localidad)”, dijo.

Los pasajeros quedaron completamente asustados y, por ello, la mujer que habló con La Nación aseguró que esperó a que el bus avanzara unos cientos de metros para bajarse y tomar un respiro por lo que recién había ocurrido. “Yo me bajé toda asustada y por eso no sé si alertaron a la Policía, como nadie tenía celulares ni nada, no sé cómo lo habrán hecho. Pero yo preferí seguir mi camino”, mencionó. Sobre esto, la Fuerza Pública informó de que efectivamente nadie los alertó de este asalto.

A poco más de un día de ese hecho, la víctima aseguró que esto le robó la paz por completo, no solo porque era la primera vez que la asaltaban sino porque jamás pensó que eso ocurriera también en el día. “Uno piensa que en las mañanas uno está tranquilo, que son cosas que solo pasan en la noche y no, qué va. Ahora ando muy desconfiada e intentando ver quiénes están al lado mío para protegerme por si veo algo extraño”, concluyó.

En la empresa de autobuses Coopana R.L., que hace la ruta de Tibás, quien atendió en la central dijo no tener conocimiento de un asalto, pero que este viernes la administración estaba libre y que cualquier consulta al respecto había que tramitarla hasta el lunes.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.