Eillyn Jiménez B..   26 junio
El menor herido comenzó a estudiar en la escuela Álvaro Esquivel Bonilla, en Orosi, este año. Foto: Albert Marín

"Todos los días hacemos una oración y uno de los compañeros me pidió rezar por él (el niño herido), porque estaba en el hospital".

Así narró Deyanira Morales Gamboa, maestra del menor de 7 años baleado en Orosi de Paraíso, Cartago, el ambiente que se vivió este martes por la mañana entre sus alumnos, quienes cursan segundo grado en la Escuela Álvaro Esquivel Bonilla.

Contó que ella no quiso tocar el tema para no asustar a los chiquitos, aunque la petición sacó a relucir lo sucedido.

"El niño que me hizo la petición también vive cerca del chiquito herido, me trajo el cuaderno de comunicaciones de su compañero, en el que la mamá me explica que resultó herido en la mano y que está en el hospital", contó la educadora.

Pese a eso, no hubo mayores comentarios del tema y el día transcurrió con normalidad.

Morales describió al estudiante, quien recibió un disparo en su mano derecha, como tímido, cariñoso y servicial, pues siempre le gusta ayudar con las tareas en el aula.

Agregó que el niño es un fiebre del fútbol y que también aprovecha los recreos para jugar escondido con los demás chiquitos.

"Él ingresó a la escuela este año, porque sus hermanitos gemelos también estudian aquí, están en primer grado. Es muy responsable y puntual, le va bien en la escuela", dijo la maestra, quien detalló que en 18 años de laborar en ese centro educativo nunca había visto un hecho tan lamentable como este.

En observación

El menor se encuentra internado en el Hospital Nacional de Niños (HNN), donde permancerá al menos una semana, debido a que le medicaron antibióticos para tratar la lesión que sufrió en su mano.

"Llegó la madrugada de este martes procedente del Hospital Max Peralta. Acá fue valorado por el servicio de Ortopedia, porque la herida de arma de fuego que recibió le produjo una fractura.

"Se le hizo un lavado quirúrgico y se le dio un tratamiento con antibióticos. Además, fue abordado por Trabajo Social", manifestó la doctora Olga Arguedas, directora del centro médico de menores.

Los hechos

El lunes por la noche el niño de 7 años, quien salía con su padre de un minisúper en Orosi, fue herido durante una balacera.

Las causas del hecho están en investigación, pero según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) estarían relacionadas con supuestos problemas personales que tenía el adulto, de apellidos Brenes Chaves y de 31 años, con el presunto agresor.

Este último se dio a la fuga después del hecho, que fue reportado a las 9:40 p. m. del lunes.

Brenes, quien no tiene antecedentes judiciales, tenía un balazo en cada muslo y una fractura de fémur, por lo que permanece en el hospital cartaginés.

Algunos vecinos de la zona contaron que tanto el menor afectado como sus hermanitos solían jugar a diario con otros niños de la urbanización Orocay II, pero desde hace unos 15 días nadie los veía.

"Creemos que estaban en otro lado y regresaron hasta el domingo, hace días no los veíamos", mencionó una mujer que prefirió mantener su identidad en reserva.

La familia Brenes tiene tres años de haberse instalado en la zona y sus integrantes fueron descritos como personas amables.

Los lugareños se mostraron asustados porque dijeron que en Orosi no son comunes hechos violentos como el de este lunes.

El ataque ocurrió afuera de un minisúper de Orosi. Foto: Albert Marín
Casos similares

– En marzo del 2013 un niño de tres años resultó herido de bala en el pie de derecho, y una esquirla le rozó la cabeza, cuando un individuo mató a su padre, quien lo cargaba en brazos.

El hecho se produjo en un lugar conocido como El Hueco, en Granadilla norte de Curridabat.

– En marzo del 2017 una niña de cinco meses fue impactada en el estómago por una bala.

El caso se registró luego de que un hombre de 30 años que la cargaba en brazos fuera asesinado de al menos tres balazos, en barrio Las Rosas, ubicado 200 metros al sur del redondel de toros de Zapote.

– Por su parte, en febrero de este año, un pistolero en motocicleta asesinó a un hombre, quien iba en un taxi piratajunto a su hija de tres años. El homicidio ocurrió 100 metros al sur de la urbanización Los Cafetos, en Mozotal de Goicoechea, en una curva oscura.

– En tanto, el viernes pasado, una mujer de 29 años fue asesinada cuando caminaba por una acera junto a su hijo de 8 años, en barrio Santa Eduviges, en el centro de Limón.

El homicidio se produjo a las 12:20 p. m. cuando en el lugar había pocas personas en la calle.