Carlos Arguedas C.. 1 marzo

Ladrones de combustible rompieron la noche de este jueves, de nuevo el poliducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), y provocaron un derrame de diésel.

El incidente con el poliducto se presentó en las cercanías de la soda Chalo en la ruta 32. Esto es B-Line de Matina, Limón.
El incidente con el poliducto se presentó en las cercanías de la soda Chalo en la ruta 32. Esto es B-Line de Matina, Limón.

El hecho lo dio a conocer la mañana de este viernes la central de comunicaciones del Cuerpo de Bomberos, según la cual el incidente se registró a las 11:10 p.m. en la ruta 32 en las cercanías de la soda Chalo en B-Line de Matina, Limón.

De acuerdo con la información preliminar, en un intento por perforar la tubería, los desconocidos causaron que el diésel que se trasegaba en ese momento se derramara y corriera por un caño hacia una quebrada.

Bomberos y personal de la Refinadora trabajaron cerca de una hora para poder controlar la fuga y retener el producto para luego recogerlo y evitar un daño ambiental.

Los bomberos cerraron el incidente a las 00:19 a.m.

Al sitio también se hicieron presentes oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Durante el año 2018, los ladrones de hidrocarburos rompieron 141 puntos del poliducto de la Recope con la finalidad de extraer combustible.

Se trata de perforaciones descubiertas entre el 1.° de enero y el 20 de octubre a lo largo de los 533 kilómetros de tuberías, confirmó la empresa publica. Sin embargo, solo en el tramo comprendido entre Moín (Limón) y Siquirres, fueron encontrados 96 rompimientos.

De acuerdo con estas cifras, este tipo de actividad delictiva se triplicó en el 2018 con relación al año anterior, cuando se atendieron 44 agujeros ilegales. En el 2016, solamente se tiene informes de tres tomas ilegales.