Eillyn Jiménez B.. 22 marzo
El Juzgado Penal de Hacienda impuso medidas cautelares a cuatro hombres, sospechosos de confromar una banda de tala de árboles para su comercialización. Foto: Edgar Chinchilla, corresponsal GN/Archivo
El Juzgado Penal de Hacienda impuso medidas cautelares a cuatro hombres, sospechosos de confromar una banda de tala de árboles para su comercialización. Foto: Edgar Chinchilla, corresponsal GN/Archivo

El Juzgado Penal de Hacienda suspendió de su cargo y le prohibió acercarse a la delegación policial de Aguas Zarcas de San Carlos, Alajuela, a un oficial de apellidos Mata Hernández, quien fue detenido como sospechoso de encubrir a una red de tala de árboles.

Además, el uniformado deberá firmar cada 15 días en un juzgado, no acercarse a testigos y mantenerse en Costa Rica.

Esas últimas medidas cautelares también se las impusieron este jueves por la tarde a otros tres sujetos de apellidos Trejos Arce, Arce Barrantes y Montenegro Pereira, quienes son investigados por los presuntos delitos de penalidad del corruptor e infracción a la Ley Forestal.

Aparentemente, ellos le pagaron a Mata sumas entre los ¢50.000 y ¢300.000 a cambio de que les informara sobre retenes, operativos y otros movimientos policiales en Aguas Zarcas y Pital, así como la ruta a seguir, para que el camino estuviese libre cuando ellos transportaban madera ilegal.

En tanto, el oficial de Fuerza Pública es sospechoso de los delitos de cohecho propio, por la supuesta recepción de dádivas, y de penalidad del corruptor, ya que, en apariencia, ofreció dinero a un compañero policía para permitir el transporte de la madera.

Mata, de 31 años, ingresó al cuerpo policial el 16 de diciembre del 2011 y se desempeñaba como policía raso.

Los hechos que se investigan dentro del expediente 18-000355-0306-PE ocurrieron entre mayo y octubre del 2018, según informó la Fiscalía.

El Código Penal de Costa Rica establece que el cohecho ocurre cuando el funcionario público recibe una dádiva o cualquier otra ventaja o acepte la promesa directa o indirecta de una retribución de esa naturaleza, “para hacer un acto contrario a sus deberes, o para no hacer, o para retardar un acto propio de sus funciones”.

Cuatro allanamientos

Tanto el oficial Mata, así como Trejos (con antecedentes por robo de ganado), Arce y Montenegro fueron capturados este jueves, luego de tres allanamientos en Pital y uno en Aguas Zarcas.

Durante las diligencias se decomisaron documentos, celulares, dispositivos electrónicos y armas de fuego, informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Las autoridades determinaron que los sospechosos trasladaban madera ilegal que sacaban de montañas en Boca Tapada y Sahíno de Pital, así como del cantón de Los Chiles, para luego venderla en diferentes aserraderos de la zona.

Trascendió que cada camión puede trasladar de ocho a diez tucas de madera, dependiendo del tamaño y grosor y que cada carga puede costar unos ¢10 millones, pues se trata de madera valiosa, cuya comercialización está prohibida.