Eillyn Jiménez B.. 26 noviembre, 2020
Un hombre de apellido Vega (de camisa negra y jeans a la izquierda) y tres menores de edad fueron detenidos este 25 de noviembre como sospechosos del homicidio de Yelba Vega. Foto: OIJ
Un hombre de apellido Vega (de camisa negra y jeans a la izquierda) y tres menores de edad fueron detenidos este 25 de noviembre como sospechosos del homicidio de Yelba Vega. Foto: OIJ

El Juzgado Penal de Puntarenas impuso tres meses de prisión preventiva a un joven de 20 años, quien figura como sospechoso de planear el asesinato de su madre para cobrar un plan de vida valorado en ¢1,1 millones.

La decisión fue tomada este miércoles por la noche, afirmó la Fiscalía Adjunta de esa provincia, que pidió esa medida cautelar contra el sujeto, de apellidos Vega Mejía, mientras avanza la investigación por el delito de homicidio.

En tanto, los dos menores de 16 y 17 años, a quienes se les atribuye la presunta comisión del crimen de Yelba de Los Ángeles Vega Mejía, afrontaron este jueves la audiencia de solicitud de medidas cautelares respectiva; sin embargo, a las 5 p. m. el resultado seguía sin conocerse.

El 2 de octubre pasado, día en el que falleció la mujer, Vega dijo a la Policía Judicial que dos hombres encapuchados ingresaron a la casa para asaltarlos y agredieron a su mamá. Incluso, alegó que a él lo amarraron de pies y manos.

Sin embargo, conforme avanzó la pesquisa los agentes judiciales determinaron que el hombre planeó todo y por ello, este miércoles efectuaron los allanamientos.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detalló que, al parecer, el objetivo del sospechoso era cobrar un plan de vida adquirido por Yelba Vega, ya que creyó que le darían una “fuerte suma de dinero si su madre moría de forma violenta”, situación que lo llevó a contactar a los menores de edad.

El monto que obtuvieron los jóvenes no trascendió.

El caso seguido contra el hijo de la víctima se tramita bajo el expediente 20–001328–0061–PE, mientras que los menores son investigados dentro de la causa 20–000136–1528–PJ.

Además del sospechoso, la mujer tenía una hija de 21 años y otros dos menores de edad (13 y 7 años).