Seguridad

Hoy hace 50 años: Autoridades no daban abasto con gran cantidad de crímenes

Texto original publicado por La Nación el 4 de julio de 1972

Una pregunta hecha a varios agentes de policía, dio como resultado la afirmación de que, “hay tanto trabajo, que nuestra unidad ya no da abasto”.

Aunque el mayor Rosendo Herrera, director de Investigaciones Criminales (DIC), constantemente hace gestiones para mejorar el servicio, se advierte la necesidad de que la DIC cuente con un mayor número de vehículos, más agentes de policía, un mejor sistema de radio comunicaciones (parece que se instala un complejo para lograr este fin) y otras facilidades de lo que allí se considera, “la profesión del detective”.

Una rápida ojeada a las estadísticas últimas, deja al descubierto que, mientras el número de detectives se mantiene casi igual al que había hace tres o cuatro años, el robo, el hurto, el tráfico de drogas, la prostitución (incluso la infantil), el contrabando, etcétera, aumenta progresivamente.

Entre los principales delitos de las últimas 24 horas, en la DIC se recibieron denuncias de amas de casa, solamente, por valor de ¢13.400. Robo de televisores, planchas, cocinas, joyas y ropa. La técnica empleada por los cacos ha sido, en estos casos, el rompimiento de una puerta o la ventana, lo que en términos policiacos se denomina “tacha”.

También está fresco el problema del robo de cartas y certificados del Correo. Las autoridades decomisaron 25.000 cartas, todas violadas por personas que tienen fácil acceso a esas oficinas, en combinación con otras que nada tienen que hacer en esa institución.

Las agresiones físicas contra personas para arrebatarles el dinero y otras pertenencias valiosas, también va in crescendo. Hace unos diez años, esos asaltos se cometían en sectores alejados del centro de la ciudad. Actualmente, es muy frecuente que se cometan a 50 varas de la avenida central, incluso en ella misma, después de las 8 p. m.

Piden no exportar vaquillas a Perú

La Federación de Cámaras de Ganaderos de Costa Rica en sesión celebrada por su junta directiva el 26 de junio discutió con mucha preocupación las noticias que han venido circulando de que se exportarán muchos miles de vaquillas a la República del Perú.

Los señores directores por unanimidad y en nombre de todas las Cámaras afiliadas acordaron pedirle al Consejo Nacional de Producción (CNP) que interviniera en negocio tan perjudicial.

“Me permito informarle que en sesión de junta directiva del 26 de junio acordó dirigirse a usted mostrando su gran preocupación por la posibilidad de que llegue a exportarse vaquillas en el futuro. Esperamos que ustedes hagan cuanto esté a su alcance por impedir la destrucción de una de las fuentes nacionales de mayor riquezas. Lo saluda muy cordialmente la Federación de Cámaras de Ganaderos”, dice una carta enviada al gerente del CNP.

Dos Coreas acuerdan reunificación y cese al fuego

Ambas, Corea del Norte y Corea del Sur, anunciaron ayer un acuerdo para cesar hostilidades y marchar hacia la reunificación de la península, dividida desde fines de la Segunda Guerra Mundial. El sorpresivo anuncio fue hecho en un comunicado conjunto distribuido en Seúl, capital de Corea del Sur, y Pyongyang, de Corea del Norte, gobernada por los comunistas.

El comunicado dice que ambos países acordaron no calumniar ni difamar al otro y no desarrollar provocaciones armadas en un esfuerzo para aflojar las tensiones y robustecer la confianza mutua. Dicho documento fue firmado por Lee Hu Rak, director de la oficina de inteligencia de Corea del Sur, y Kim Young Joo, director del departamento de organización de Corea del Norte.

Kim es el hermano menor del primer ministro norcoreano, Kim II Sung. El comunicado, de siete puntos, dice que Lee visitó la capital norcoreana de Pyongyang del 2 al 5 de mayo y mantuvo conversaciones con Kim Young Joo.

Roger Bolaños Vargas

Roger Bolaños Vargas

Róger Bolaños Vargas es bachiller en Periodismo en la Universidad de Costa Rica, donde también estudia Economía.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.