José Andrés Céspedes. 6 abril
Foto: Archivo LN.
Foto: Archivo LN.

El costarricense Miguel Ángel Dávila formó parte de la escolta de cadetes del H. Colegio Militar que, el 9 de febrero de 1913, acompañó al presidente de México, don Francisco I. Madero, desde el Castillo de Chapultepec al Palacio Nacional, publicó La Nación el 6 de abril de 1971.

En aquel tiempo, Miguel A. Dávila tenía solo 16 años; ahora cuenta con más de 70. Fue llevado a México por su padre para que cursara la carrera militar; conoció al señor Madero personalmente y le tocó protegerle, junto con otros muchachos mexicanos, de las balas de los reaccionarios en plena calle.

Se habían levantado en armas contra el presidente los traidores, los ambiciosos, que finalmente segaron su vida y la del vicepresidente Pino Suárez.

Hace tres años, Miguel Ángel Dávila era gerente administrativo de la única industria cervecera de Costa Rica.

Anteriormente, fue maestro de varias generaciones. Su fuerte: las matemáticas, la historia y la filosofía; es hombre, pues, de extensa cultura.

En Costa Rica muy pocos saben que don Miguel Ángel fue cadete en México y, mucho menos, que se batió en la calle en defensa del presidente Madero.

El tico guarda como un tesoro íntimo este episodio de su vida, no obstante que es de carácter jovial y comunicativo, no le gusta exhibir sus hazañas o sus méritos para que no se piense que es vanidoso.

Cuando nosotros descubrimos, casualmente, su “gran secreto” y lo entrevistamos en San José, con su habitual cordialidad, tratando de rehuir hablar del asunto, nos dijo: “El defender al señor Madero ha sido para mí algo realmente importante que nunca he olvidado; pero era mi deber hacerlo; solo cumplí mi deber de cadete. No creo que esto tenga ahora algún interés para nadie”.

En otras noticias:

Trataron de cerrar escape a un pandillero internacional

Un norteamericano citado bajo el alias de “Bobo” estaría en el país reclutando mujeres para sacarlas del país dentro de una maquinación sobre trata de blancas.

La denuncia fue hecha por una autoridad que se enteró de las andanzas de “Bobo”, cuyo pasaporte fue decomisado.

De acuerdo con los que se supo a raíz de las investigaciones que han efectuado varios detectives, por lo menos 10 mujeres fueron “contratadas” por el extranjero para viajar a Panamá.

Detuvieron a un costarricense en una “alegre” fiesta en España

Agentes de la brigada de narcóticos detuvieron a 65 personas entre ellas un costarricense, siete norteamericanos y un británico, en un allanamiento realizado en un apartamento del centro de Madrid.

Treinta de ellos fueron acusados de violación de la ley española contra estupefacientes, se dijo en círculos policiales.

Según las fuentes, esta ha sido la operación más productiva realizada por los agentes españoles lográndose el mayor número de arrestos que registra la campaña emprendida recientemente por la nación contra el comercio de narcóticos.