Eillyn Jiménez B.. 5 mayo
Un oficial de apellido Ortega recibió tres balazos en su chaleco antibalas. Producto de la agresión fue trasladado en condición estable al Hospital Calderón Guardia. Foto: Cortesía
Un oficial de apellido Ortega recibió tres balazos en su chaleco antibalas. Producto de la agresión fue trasladado en condición estable al Hospital Calderón Guardia. Foto: Cortesía

Al menos dos hombres que viajaban en un vehículo liviano de color negro persiguieron a un oficial de la Policía de Tránsito en un recorrido de tres kilómetros y luego le dispararon en tres ocasiones.

Los hechos se registraron este domingo por la madrugada, entre Desamparados y la rotonda de la Y Griega, en San Francisco de Dos Ríos, San José.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), los ocupantes de un vehículo dispararon en reiteradas ocasiones en contra de un oficial de apellidos Ortega Sánchez, quien intentó protegerse.

Los tres balazos pegaron en el chaleco antibalas, por lo que el policía resultó ileso.

"Al parecer, desde un automóvil de color negro, el cual se dio a la fuga, unos sujetos realizaron varios disparos contra el oficial. Fueron tres impactos en el chaleco antibalas, los cuales no lo traspasaron. El oficial fue trasladado al Hospital Calderón Guardia en condición verde para su debida valoración.

“Se hizo la correspondiente búsqueda del auto sospechoso, sin que se lograra dar con él”, explicó Seguridad Pública por medio de su oficina de prensa.

Trascendió que hace algunos días Ortega le realizó un parte al conductor de un carro, por lo que, en apariencia, fue amenazado. Sin embargo, las autoridades judiciales no han confirmado ni descartado esta versión.

Germán Marín, director de la Policía de Tránsito, manifestó que el caso está en manos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), por lo que de momento prefería no referirse a los hechos.

“Estamos al pendiente, pero para no afectar la investigación debemos esperar que termine el proceso judicial y las pericias correspondientes”, mencionó Marín.

Ortega tiene cerca de 20 años de laborar para la Policía de Tránsito.

La Policía Judicial informó de que se trasladaron al lugar donde fue atacado el oficial y recolectaron varias evidencias para la investigación. Además, también trabajan en entrevistas y en la búsqueda de videos que permitan obtener más pistas de los sospechosos.

Desde el año pasado, la Policía de Tránsito incluyó dentro de los módulos de capacitación que reciben los futuros oficiales, clases de defensa personal para enfrentar situaciones violentas.

La decisión se tomó luego de varios hechos en los que estos fueron agredidos y la idea es mantener ese tipo de entrenamiento.

Para las autoridades de tránsito las agresiones sufridas por los oficiales siempre han existido, pero ahora se registran de forma más frecuente debido a la tecnología, ya que el 50% de los oficiales portan cámaras de video y, además, es común que las grescas sean grabadas por curiosos con sus celulares y estas tomas se vuelven virales en cuestión de minutos.

En el 2017 se reportaron unos 15 casos en donde tráficos fueron víctimas de algún ataque mientras realizaban su labor.

Precisamente, fue en ese año que una mujer de apellidos Calderón Solís, de 24 años, llegó a una conciliación en la que se le ordenó el pago de ¢12 millones al tráfico Hugo Barrantes, a quien atropelló y se llevó en la tapa de su carro el 4 de noviembre del 2016 en Lagunilla de Heredia.