Carlos Arguedas C.. 2 octubre, 2019
La Policía allanó este miércoles las instalaciones del hotel en Puerto Viejo de Limón, en busca de elementos probatorios que se relacionaran con la balacera ocurrida el domingo. Fotos cortesía de OIJ
La Policía allanó este miércoles las instalaciones del hotel en Puerto Viejo de Limón, en busca de elementos probatorios que se relacionaran con la balacera ocurrida el domingo. Fotos cortesía de OIJ

Un amplio hotel, con piscina y que desde hace un año está desocupado, en Puerto Viejo de Limón, sirvió como guarida a al menos a cinco individuos que el domingo anterior intentaron matar a dos hombres, cuando se encontraban en las afueras de un bar en esa misma comunidad.

Las 16 habitaciones del centro de hospedaje fueron allanadas la madrugada de este miércoles por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), pero los sujetos no se encontraban. Inicialmente, se había comunicado que eran las víctimas del ataque, las que usaban el hotel desocupado.

También se ejecutaron otros cinco allanamientos a viviendas en otros lugares de Puerto Viejo, pero no lograron ubicar a los sospechosos de perpetrar el ataque a balazos.

La acción policial se ejecutó luego de que el domingo en la madrugada, al menos cinco individuos trataron de matar a dos hombres, uno de 44 años y otro de 24, cuando se encontraban frente a un bar en Puerto Viejo.

La balacera ocurrió a las 2:30 a. m. Los afectados fueron identificados como de apellidos González Chevez, el mayor y Fernández Rojas, el menor.

El primero recibió dos impactos en la cabeza y uno en el tórax y, por la gravedad de las lesiones, se encuentra internado en el Hospital Calderón Guardia. El segundo, con un balazo en el cuello, permanece en el Tony Facio de Limón.

El ataque esta relacionado con una disputa que tienen dos bandas por controlar varios puestos dedicados a la distribución de drogas, comunicaron el OIJ y la oficina de prensa del Ministerio Público.

Reacción policial

Luego del altercado, con fundamento en informes confidenciales y apoyados en cámaras de seguridad, los agentes lograron identificar a los supuestos implicados, por lo que este miércoles se allanaron tres casas en Puerto Viejo, otra en Hone Creek y el hotel en playa Negra.

Sin embargo, la noche del martes y antes que se ejecutara la acción policial, uno de los sospechosos del ataque, un joven de 21 años de apellidos Brown Isaac, se entregó en la delegación del OIJ, de Bribri, Talamanca.

Este miércoles, las autoridades pretendían capturar a los otros cuatro implicados; sin embargo, no los ubicaron.

Empero, los agentes encontraron documentación, la ropa que presuntamente vestían durante la balacera, un arma de fuego, indicios balísticos y un equipo de grabación.

La Fiscalía de Bribri informó que este miércoles tomaron la declaración indagatoria a Brown Isaac. A este individuo le atribuyen dos delitos de tentativa de homicidio.

Este jueves, el ente acusador del Estado solicitará medidas cautelares en contra de este sujeto, durante una audiencia que se realizará en Juzgado Penal de Bribri. Esta investigación se tramita en la causa 19-00662-0829-PE.

La acción policial desarrollada este miércoles estuvo a cargo de oficiales del OIJ de Bribri, con la colaboración de agentes de Limón, Guápiles y del Departamento de investigaciones Criminales (DICR) del OIJ de San José, así como con oficiales de diferentes cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública.

La balacera se produjo frente al al mismo bar, donde horas antes una modelo fue objeto de tocamientos y agresiones, hecho que también es investigado por la Policía Judicial.

Colaboró con esta información el corresponsal Reiner Montero