Hombres fuertemente armados asaltaron camión remesero en Pococí

Se estima que lo robado a la empresa Proval supera los ¢400 millones

Un camión remesero de la empresa Protección de Valores (Proval), en el que viajaban tres custodios, fue asaltado a eso de las 11 p. m. de este viernes.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó el asalto, pero aún a las 4 p. m. se desconocía el monto de lo robado; sin embargo, se estima preliminarmente que la cifra supera los ¢400 millones.

El hecho ocurrió dos kilómetros después del cruce Río Frío, sobre la ruta que comunica Limón con San José, por el Parque Nacional Braulio Carrillo (ruta 32), en Las Minas, Pococí.

El asalto fue contra un vehículo Toyota Hilux gris, con el código 181, que viajaba en sentido Guápiles - San José.

Según la información preliminar de la Fuerza Pública, el atraco ocurrió cuando una buseta Hyundai Starex gris, que viajaba delante del Hilux, frenó de pronto y fue impactada violentamente por la parte trasera por el vehículo de valores.

En ese momento, se bajaron de la buseta unos siete hombres fuertemente armados, con pistolas y armas tipo fusil AK- 47, según dijeron los afectados.

This browser does not support the video element.

Rápidamente, los delincuentes avanzaron hacia el vehículo de valores y se inició un intercambio de disparos entre los delincuentes y los tres ocupantes del remesero.

Los custodios dijeron que ellos se mantuvieron dentro del vehículo mientras los delincuentes disparaban y con un hacha cortaban la estructura de seguridad del cajón, donde iban varias bolsas de dinero.

En apariencia esta acción les quitó mucho tiempo y los sujetos no lograron llevarse todas las bolsas, porque una patrulla que pasaba notó movimientos extraños y les dio la voz de alto.

De inmediato, los antisociales escaparon del lugar con al menos tres tulas a bordo de otro vehículo que estaba cerca.

Minutos después, la Fuerza Pública recibió una llamada donde informaban de que, tres kilómetros al norte de la estación de Riteve, en La Marina de Guápiles, vecinos observaron el ingreso de varios vehículos a una finca privada, luego los vieron salir y posteriormente se oyó una explosión y un incendio.

Cuando llegó la Fuerza Pública al lugar, que está a unos 15 kilómetros de donde ocurrió el asalto, confirmaron que se trataba de un Toyota Hilux que se encontraba completamente destruido por las llamas. Ese carro fue trasladado al OIJ de Guápiles y se determinó que tenía denuncia por robo.

Durante la noche y parte de la madrugada, helicópteros de la Policía sobrevolaron la zona de Pococí, Santo Domingo y Tibás, para tratar de dar con los sospechosos.

Por su parte, agentes del OIJ de Guápiles realizaron pesquisas y entrevistas este sábado para determinar de qué manera se dieron los hechos.

Detrás del carro de valores, la Policía Judicial encontró casquillos de arma calibre 9 mm. y también indicios balísticos calibre 5.56, que serían del fusil de asalto AK- 47.

Pese a intensa persecución no hay rastro de asaltantes

En el sitio del asalto los hampones dejaron una camioneta Hyundai Starex y a unos 15 kilómetros, incendiaron y dejaron un Toyota en el que huyeron.

FUENTE: OIJ y MSP    || INFOGRAFÍA/ LA NACIÓN.

También quedó abandonada la buseta Hyundai Starex que frenó de golpe para ocasionar el choque inicial. El OIJ investiga si tenía denuncia de robo o si era gemeleada. Portaba placas que corresponden a otro vehículo.

Oficiales de la Fuerza Pública de Pococí, Sarapiquí y otras delegaciones cercanas también realizaron operativos en distintas zonas, con la finalidad de dar con los responsables del hecho, cuyo paradero se desconoce.

Ninguno de los custodios resultó herido, ni tampoco se tienen informes de asaltantes baleados.

Este sábado en la empresa Proval indicaron que el gerente no se encontraba y sería hasta el lunes cuando eventualmente podrían referirse al caso.

Golpes millonarios

El 2 de mayo del 2019 tres custodios en complicidad con varios hombres fuertemente armados simularon un asalto similar al ocurrido este viernes.

Ese hecho ocurrió en la entrada de Aguas Mansas, en La Marina de Guápiles, sobre la ruta 32, donde desconocidos, en complicidad con los custodios, habrían robado más de ¢1.200 millones de un camión remesero y utilizaron una vagoneta como escudo para simular un accidente.

Esa vagoneta había sido robada en Alajuela 22 días antes del atraco, lo mismo que otro vehículo que usaron.

Por este caso, tres custodios fueron condenados a 11 años de cárcel, el pasado 28 de setiembre.

Dicha sentencia todavía no está en firme, pero Alfredo Mendoza Pérez y Rónald Sánchez Sevilla ya descuentan prisión preventiva, la cual se extiende hasta el 2 de abril del 2021.

El único que quedó con medidas cautelares diferentes a la prisión preventiva, pero con igual sentencia, fue Yordan Villarreal Phillips. Este sujeto debe firmar una vez al mes en el Tribunal Penal de Pococí y tiene impedimento de salida del país.

La empresa afectada en esa ocasión fue Cash Logistics S. A.

Ese fue uno de los autorrobos más grandes en la región centroamericana, informó la Fiscalía Adjunta de Pococí.