Seguridad

Guarda muere tras frustrar asalto al Banco Nacional de Río Frío de Sarapiquí

Recibió varios impactos de bala cuando encaró a los delincuentes; Fuerza Pública detuvo a cinco sospechosos y la seguridad bancaria a otros dos

Compañeros del guarda baleado lo auxiliaron y lo llevaron al centro médico. Foto: suministrada por Reiner Montero.

Un guarda de seguridad que presta servicios al Banco Nacional de Río Frío, en Horquetas de Sarapiquí, perdió la vida la mañana de este lunes, víctima de los disparos que recibió en un intento de asalto a esa sucursal.

El hecho se registró a eso de las 9 a. m. El Banco Nacional confirmó el deceso del vigilante a las 11:30 a. m.

Se trató de Rándall Jesús Rojas Soto, de 24 años, quien laboraba para el Grupo Corporativo Alfa, empresa de seguridad contratada por el Nacional. El joven se desempeñaba en esa labor desde el 5 de julio del 2018.

La víctima recibió cinco impactos de bala en el momento en que cuatro asaltantes ingresaron al área de recepción de la sucursal, según informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Como no lograron llegar al área de cajas, desistieron del atraco y escaparon en dos motocicletas.

De acuerdo con las pesquisas de la Policía Judicial, dentro de la banco había otros dos cómplices, los que aparententemente le trasladaban información a otros miembros de la banda que estaban en las afueras, como, por ejemplo, el momento oportuno para entrar. Así se desprende de imágenes captadas por cámaras ubicadas dentro del local.

Estos individuos responden a los apellidos Rodríguez Céspedes y Gómez Céspedes, ambos de 27 años, al parecer vecinos de Los Cuadros de Goicoechea y de Moravia. Los dos fueron detenidos por la seguridad bancaria, pues eran parte de los cinco clientes que estaban dentro del banco al momento del tiroteo.

Conmoción

Una vez que desde adentro, Rodríguez y Gómez dieron la señal, sobrevino la acción delictiva. Fue entonces cuando el guarda que estaba en la zona del detector de metales resultó baleado y de inmediato se activó el protocolo.

Aunque un comunicado del Ministerio de Seguridad indica que uno de los siete detenidos estaba herido, el OIJ lo desmintió. También se confirmó que el guarda fallecido no estaba armado.

En ese sentido el director de Seguridad e Investigaciones del Banco Nacional, David Hernández, informó de que desde hace diez años la no portación de armas es una práctica utilizada no solo por el Banco Nacional sino por otras entidades, incluso a nivel internacional.

La medida se estableció para evitar confrontaciones que puedan aumentar el riesgo para clientes, funcionarios y visitantes, explicó.

Cuando la Fuerza Pública recibió la alerta de asalto, realizó un amplio operativo para tratar de dar con los cuatro sospechosos en fuga, que dio frutos a eso de las 10 a. m. en el sector de San Cristóbal, barriada de La Rita de Pococí, unos diez kilómetros al este del lugar del asalto.

En ese sector, los presuntos asaltantes fueron capturados luego de que dejaron tiradas las motos, cruzaron por el puente ferroviario, atravesaron el río Sucio y finalmente tomaron por una finca ganadera para tratar de escapar.

Los detenidos ahí fueron un menor de 17 años, así como cuatro adultos apellidados Velásquez Pérez de 20 años, Serrano Cerdas, de 26, González Solís , de 21 y Villalobos Ocampo, de 29. Este último, al parecer, era uno de los conductores de los carros preparados para escapar, un Toyota Tercel y un Nissan Frontier.

La Policia se incautó de tres armas de fuego calibre 9 milímetros que portaban los detenidos, de las dos motos, las cuales tenían denuncia por robo y de los dos carros que estaban listos al otro lado del río Sucio para facilitar la fuga.

Los siete sospechosos serán presentados por las autoridades a la Fiscalía, como presuntos responsables de asesinar al guarda y del fallido asalto a la agencia bancaria.

El OIJ investiga si el conductor de uno de los carros que esperaba al grupo escapó.

En estos dos carros que la Fuerza Pública custodió al otro lado del río, aparentemente pensaban escapar los asaltantes en caso de haber asestado el golpe. Foto: Reiner Mntero.

Solidarios

El Banco Nacional lamentó en un comunicado la muerte del oficial de seguridad.

Aseguró que se cumplieron todos los protocolos y dispositivos que mitigan el riesgo en este tipo de incidentes, y que el resto de funcionarios, así como los clientes en la sucursal salieron ilesos.

De igual manera, garantizaron la coordinación con la Policía para contribuir con las investigaciones pertinentes.

El Grupo Corporativo Alfa, para el cual laboraba el guarda asesinado, también se solidarizó con los familiares y allegados de Rojas. Garantizaron que se harán cargo de todos los servicios fúnebres para despedirlo.

“Reconocemos a todo nuestro personal, que es el primero en línea de batalla contra el hampa”, dice el escrito de esa empresa.

Rojas era soltero, vivía en Horquetas de Sarapiquí y no tenía hijos.

Los detenidos tienen edades entre los 17 y los 29 años. Todos quedaron a las órdenes del Ministerio Público. Foto: Cortesía MSP.

Golpe similar

Este intento de asalto surge cuatro años después de que en agosto del 2016 varios delincuentes robaron ₡80 millones de esa misma sucursal.

Esa vez actuaron de forma muy similar, pues balearon al guarda en el tórax para poder entrar y luego huyeron hacia el mismo sector, es decir, hacia el este, donde tenían dos vehículos listos en la otra orilla para escapar con lo robado.

En aquella ocasión, la Policía rastreó la zona hasta avanzadas horas de la noche y logró capturar a varios sospechosos, uno de los cuales estaba herido de bala.

Los Agentes del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) irrumpieron dentro de una vivienda situada a 50 metros de donde dejaron abandonado un Toyota Yaris y detuvieron a los presuntos implicados, que portaban armas de fuego.

Todos los involucrados fueron detenidos el mismo día y procesados judicialmente, confirmó el Banco Nacional.

Para no escapar  hacia San Cristóbal de la Rita por las principales calles, los sujetos dejaron la motos a un lado del río Sucio y pensaban abordar dos carros que estaban en la otra orilla. Imagen: Google Maps.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.