Por: Eillyn Jiménez B..   9 agosto

El presidente Carlos Alvarado Quesada anunció este jueves por la noche que destinará $1 millón del presupuesto del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) a la seguridad turística.

La medida fue tomada días después del asesinato de dos extranjeras durante el fin de semana. El primer hecho violento se registró el sábado 4 de agosto en Tortuguero de Pococí, Limón, mientras que en menos de 24 horas se dio otro crimen en playa Carmen, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas.

El mandatario dio a conocer su decisión mediante un Facebook Live que grabó junto con el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas. Al mismo tiempo que la ministra de Turismo, María Amalia Revelo, se encontraba reunida con más de 50 representantes de distintas organizaciones abordando el tema de seguridad.

“Queremos que las personas puedan recorrer nuestras playas, nuestros parques nacionales y las calles, en general, en paz. Les quiero asegurar que estamos trabajando de manera tesonera, con todos nuestros recursos y nuestra voluntad para darle resultados a Costa Rica. La medida que anuncio es que durante la administración cada año se estará destinando $1 millón del presupuesto del ICT, adicional a lo que ya tenemos, para seguridad turística. Estamos hablando de poco más de ¢550 millones anuales que se destinarán de manera específica para atender este tema”, explicó Alvarado.

Ver más!

Agregó que si bien es responsabilidad del Gobierno darle atención al tema, debe ser un trabajo articulado, entre todos los actores de la sociedad, donde se trabaje en conjunto para erradicar la violencia contra las mujeres y se mejore la seguridad ciudadana.

“Quiero decirle a los costarricenses que no tengan duda de nuestro compromiso como Gobierno para trabajar estos temas, pero también quiero decir que tenemos que trabajar como sociedad (...). Es muy importante que el sector turístico se organice para tomar las medidas de prevención en esta materia. Además, el día de mañana (viernes) la ministra de Turismo junto a personeros de Seguridad Pública estarán anunciando un plan integral con varias medidas concretas de cómo se abordará esta situación (la de la seguridad)”, detalló el mandatario.

Búsqueda de responsables

Al inicio de su intervención, Alvarado expresó su dolor, tristeza y solidaridad para con las familias de las dos turistas que fallecieron el fin de semana. Se trata de Arancha Gutiérrez López, una española de 31 años que apareció estrangulada en un sendero cercano a un hotel de Tortuguero, y María Trinidad Matus Tenorio, de 25, quien aparentemente fue abusada sexualmente y ahogada en playa Carmen.

“Son hechos que nos llenan de rabia, de molestia, por lo que estamos trabajando de manera intensa y coordinada para afrontar esta situación, que no es solo turística sino también relacionada con el tema de feminicidio. Es algo que nos preocupa como sociedad”, mencionó el presidente.

Añadió que desde que se enteraron de lo sucedido todas las autoridades se enfocaron en un abordaje para los familiares de las víctimas mortales y luego comenzaron a trabajar en las medidas políticas y de seguridad que se requieren.

“Tanto la violencia contra las mujeres como la seguridad turística en el país y la seguridad en general que es una prioridad de nuestra administración (...). En los casos de las dos turistas que fueron víctimas el fin de semana, tanto los esfuerzos de Fuerza Pública como del Poder Judicial están encausados a la investigación para dar con los responsables y llevar este tema a los estrados judiciales, como corresponde”, puntualizó Alvarado.

“Nuestro trabajo está enfocado en dar soluciones a los costarricenses, pero también en pedir el apoyo ciudadana para hacer esas transformaciones”, presidente Carlos Alvarado.
Los casos

Arancha Gutiérrez fue encontrada sin vida el sábado en un sendero cercano al hotel en el que se hospedaba, en Tortuguero. Salió a correr y, como no regresaba, su esposo dio la voz de alerta para comenzar la búsqueda.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que la extranjera fue asfixiada y que al parecer el móvil del crimen es de carácter sexual.

El martes anterior, el Juzgado Penal de Pococí rechazó la solicitud de prisión preventiva en contra de un nicaragüense de apellidos Díaz Hawkings, sospechoso del homicidio. La Fiscalía de Pococí apeló, pero está a la espera de una resolución.

Contra Díaz no se dictó ningún tipo de medida cautelar y el Juzgado solamente lo dejó a la orden de las autoridades de Migración y Extranjería, pues está indocumentado en el país, donde ingresó desde hace unos tres meses para trabajar en un hotel de Tortuguero.

La Policía Profesional de Migración informó el miércoles por la tarde de que recibió al nicaragüense desde el Juzgado Penal de Pococí por estar en condición migratoria irregular.

“La aprehensión se extienden por 30 días, ya que se encuentra en proceso de deportación, en el tanto el OIJ continúa con las pesquisas correspondientes, ya que es sospechoso del asesinato de la turista española”, informó Migración en un comunicado de prensa.

El segundo caso es el de María Trinidad Matus, quien se encontraba con una amiga inglesa, apellidada Moorhouse, en una playa de Santa Teresa la madrugada del domingo, cuando fueron abordadas por dos sujetos, quienes al parecer abusaron de ellas y las asaltaron.

A las dos las metieron al mar con el objetivo de ahogarlas, pero Moorhouse forcejeó con uno de los sospechosos, logró huir y pidió ayuda.

El cuerpo de la mexicana fue ubicado en la playa y aunque no presentaba heridas de arma blanca o disparos visibles, tenía lesiones que hacen concluir a las autoridades judiciales que fue ahogada. Sin embargo, será la autopsia la que determine las causas exactas de la muerte.

A las 6:30 a. m. del domingo, un sujeto de apellidos Esquivel Cerdas fue golpeado por los lugareños, quienes lo entregaron en la delegación de la Fuerza Pública, mientras que otro apellidado Mendoza Benavides fue aprehendido en el centro de Cóbano a las 9:30 a. m de ese día.

En la playa, oficiales de Fuerza Pública recuperaron dinero y pertenencias de las víctimas.

El Juzgado Penal de Cóbano informó el martes de que Esquivel descontará prisión preventiva por tres meses, mientras que Mendoza fue liberado “debido a la no existencia de suficientes elementos de prueba para acreditar su participación en los hechos”.

La Fiscalía apeló la resolución y está a la espera de que sea resuelta.

Ver más!