Seguridad

Fiscalía advierte aumento en destrucción de bosques para uso agropecuario

Seguridad Pública y Sinac organizan nuevos megaoperativos conjuntos contra delitos ambientales

La entrada de 226 policías y guardaparques de manera conjunta a tres áreas protegidas de Guanacaste en febrero de este año, marcó la pauta de una lucha contra los delitos ambientales que las autoridades planean librar este año.

De acuerdo con el fiscal ambiental, Alejandro Alpízar, de los asuntos que llegan a sede judicial, los que más destacan son el cambio de uso de suelo, tala ilegal e incendios forestales.

Recordó que en nuestro país un bosque puede estar en terreno público o privado, pero en ambos casos el Estado los tutela, porque son de todos los pobladores.

“Hemos detectado que dueños de terrenos cubiertos de bosque, que quieren usarlos para otra cosa, contratan peones de manera clandestina para que talen árboles y luego denuncian que alguien entró y provocó daños. Después de eso, aprovechan la ralea para cambiar el uso del suelo”, dijo.

Por ejemplo, al fiscal ambiental le llama la atención que en Cartago y la zona de Los Santos en San José, han notado un cambio fuerte en el uso de suelo boscoso.

Mientras que en el 2019, en Cartago, hubo 34 denuncias por el delito de cambio de uso de suelo boscoso, en el 2020 se presentaron 48.

De igual manera, San Marcos de Tarrazú es de los cantones que reporta más denuncias de ese tipo.

Dentro de las reuniones de la Fiscalía con las fuerzas vivas de Tarrazú y alrededores, los mismos vecinos expresan que el empuje contra los bosques pretende correr la frontera agrícola para el café, que es el principal producto de la zona.

Sostienen que hace muchos años, cuando el cambio climático no había presionado con la elevación de las temperaturas, las zonas cubiertas por bosques no eran propicias para el café, ya que por lo frías, los cafetos no daban fruto.

“Pero ahora, como se elevaron las temperaturas, se corre esa frontera y el café da muy buen fruto donde están los bosques, por eso, algunos tratan de convertirlos en cafetales”, dijo el fiscal Alpízar.

En Tarrazú, la gran mayoría de cambio de uso de suelo es para cultivo del café.

El funcionario afirmó que tienen varios casos en investigación por parte del Minae, el OIJ y la Fiscalía. “Siempre presionamos para que el juez ordene la restitución, ya que así lo exige la misma ley a todo operador jurídico”, agregó.

Un bosque, no se puede eliminar para convertirlo en una plantación. Tampoco se puede construir un condominio o usarlo para pastizales que alimenten el ganado. Cuando detecte irregularidades, el Estado tiene el deber de que sean devueltos a su forma natural, como ha ocurrido en Limón.

Datos globales

Tras el primer megaoperativo desarrollado en Guanacaste, se logró presentar ante la Fiscalía a 29 personas sorprendidas en plena comisión de delitos contra el ambiente tales como caza ilegal, pesca ilegal, cambio de uso de suelo y transporte ilegal de productos pesqueros.

En Estrada de Puerto Carrillo, Hojancha, varios sujetos fueron sorprendidos en plena acción para cambiar el uso del suelo. Por orden del fiscal se les decomisó una motosierra, cuatro machetes y seis limas.

Fuerzas conjuntas por el ambiente

29 detenidos y múltiples decomisos de animales silvestres, equipo y vehículos

FUENTE: SINAC    || / LA NACIÓN.

En ese barrido por las zonas protegidas en las Áreas de Conservación Arenal - Tempisque, Guanacaste y Tempisque, se utilizaron 49 carros de doble tracción, dos microbuses, una avioneta y dos motos, nueve embarcaciones y siete caballos.

Acciones similares en favor del ambiente se van a repetir de manera estratégica en la zona sur, el Caribe y la zona norte.

Esa lucha se libra a sabiendas de que el cuidado del ambiente es una de las cartas de presentación de nuestro país en el ámbito internacional.

Los bosques generan aportes invaluables para el turismo, la protección de cuencas de agua y la biodiversidad, además constituyen un escudo de protección ante desastres naturales, entre otros.

Recurso de todos

San Carlos y Pococí son los cantones que más denuncias ambientales generan, pues poseen amplias zonas boscosas con especies maderables, minería, ríos y una gran diversidad de flora y fauna.

El Sistema Integrado de Trámite y Atención de Denuncias Ambientales, adscrito al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), destaca que en el 2020 hubo 5.722 denuncias. Prácticamente la mitad fueron en el campo forestal, seguidas por las de faltas contra la biodiversidad y luego las que ocurren en aguas continentales y marinas.

Para Rafael Gutiérrez, director del Sinac, más allá de los decomisos y capturas, el objetivo de los operativos conjuntos con la Policía es mostrar presencia en zonas protegidas y perseguir, de manera más articulada y con más recursos, el delito ambiental.

El intercambio de experiencias entre guardaparques y policías ha enriquecido la lucha y evidenció aspectos por mejorar, de modo que en los próximos operativos se busca optimizar resultados.

“Los ingresos ilegales a parques nacionales, ocurren mayoritariamente los fines de semana, mientras que la pesca y caza ilegal suceden entre semana, lo mismo que los incendios forestales, por eso la estrategia policial busca ser más asertiva”, acotó.

Gutiérrez también busca mejorar la relación con la Fiscalía, para que el tema ambiental que llega a flagrancia, no se deje como última prioridad.

A varios detenidos en el reciente megaoperativo les dictaron medidas cautelares y todos quedaron anotados en el sistema informático, de modo que si vuelven a caer, se les sancionará con más fuerza.

La Ley forestal (N°. 7575) dispone penas de hasta tres años de cárcel para quienes cambien el uso del suelo, generen incendios forestales o sustraigan productos de los bosques, entre otros delitos.

Flora y fauna

En esta Semana Santa también se desarrollaron operativos para contrarrestar el trasiego ilegal de orquídeas y otras especies de flora silvestre, así como contra la captura de aves de canto, como reinitas, agüíos, setilleros y chorchas.

Las áreas silvestres protegidas siempre requieren en Semana Santa el apoyo de voluntarios, pues usualmente los guardaparques no dan abasto.

Gutiérrez dijo que en épocas de vacaciones se lucha contra la cacería de pavas, venados, tortugas y tepezcuintles, entre otros. También contra la extracción ilegal de huevos de tortuga, porque algunas playas de anidación no están dentro de áreas protegidas.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.