Hugo Solano C.. 15 junio
Los josefinos disfrutaron la soleada tarde del viernes. Alejandro Gamboa Madrigal
Los josefinos disfrutaron la soleada tarde del viernes. Alejandro Gamboa Madrigal

El Fenómeno de El Niño podría desvanacerse antes de lo previsto. Aunque el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) había dicho que prevalecería todo este año, ahora su efecto tiene altas posibilidades de desaparecer en el último trimestre.

Hay una probabilidad del 66% de que El Niño se extienda hasta setiembre, pero la probabilidad baja al 50% para los tres meses siguientes.

“No se puede descartar que El Niño se debilite y pase a la condición neutral después de octubre”, informó esa entidad en el perfil de Facebook.

Desde el año pasado, el IMN anunció que se trataría de fenómeno débil, porque la temperatura del mar apenas sobrepasó el umbral para la declaratoria y aún en junio es menor a 1° Celsius, en relación con la temperatura normal.

En febrero de este año, los expertos constataron que el calentamiento del océano Pacífico era de 0,7°, es decir pasó de los 0,5 grados Celsius necesarios para la declaratoria oficial de El Niño.

La sequía que se anunciaba para el Pacífico, quedó atenuada en mayo por fuertes aguaceros en Guanacaste y el Valle Central, ocasionados por un sistema de baja presión en el océano Pacífico.

En lo que va de junio, cuatro ondas tropicales provocaron aguaceros que aliviaron a los agricultores.

De momento, la mayor afectación fue una sequía que puso a correr a los productores de Limón y de Cartago al arrancar el año.

El meteorólogo Luis Fernando Alvarado, llamó a no bajar la guardia pues los cambios en el clima no dependen solo del impacto de El Niño.

Cuando hay un huracán en el Caribe o el Atlántico, se generan más lluvias en el Pacífico, pero como se esperan menos huracanes en el Atlántico, los científicos insisten en que el Pacífico podría estar más seco de lo usual.

En el IMN le siguen de cerca el paso a las proyecciones, pues el posible paso del fenómeno de El Niño a una fase neutral todavía es incierta y les genera incertidumbre.

El cielo despejado de la tarde de este viernes en San José deja ver la llegada del veranillo de San Juan. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.
El cielo despejado de la tarde de este viernes en San José deja ver la llegada del veranillo de San Juan. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.
Veranillo adelantado

Este fin de semana, el IMN prevé que se comience a vislumbrar el período conocido como veranillo de San Juan, que usualmente ocurre cerca del 24 de junio (día de San Juan Bautista) pero que este año se adelantaría.

“Para los próximos días se espera que en Guanacaste y el Valle Central mermen las lluvias debido al veranillo, pero en la vertiente del Caribe y algunas partes de Cartago podría llover un poco más, pues es usual que cuando un lado del país se torna seco, en el otro vuelve a llover”, dijo Alvarado.

“El veranillo de San Juan se adelanta y se establece poco a poco en Guanacaste y el Valle Central, el sol se aparecerá cada vez más, así también las altas temperaturas y vientos alisios”, dice un comunicado del IMN.

Los meteorólogos advierten que este no será un veranillo intenso, por lo que no se puede descartar que sea interrumpido ocasionalmente por las lluvias.

Además, no todo el Pacífico y el Valle Central percibirán el veranillo con la misma intensidad, por ejemplo en zonas como el Pacífico central y el Pacífico sur la posibilidad es mucho más baja.

Se espera que además de tener más horas de sol vuelvan también las altas temperaturas y vientos alisios.

La tarde del viernes, esta joven, que solo se identificó como Mariana, jugaba con Ian en la fuente del parque Morazán, después de haber ido al parque Simón Bolívar. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
La tarde del viernes, esta joven, que solo se identificó como Mariana, jugaba con Ian en la fuente del parque Morazán, después de haber ido al parque Simón Bolívar. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.