Policía asegura que conductores fueron advertidos de que no había paso

 9 septiembre, 2015

Un estadounidense, quien vive en Costa Rica, denunció que fue agredido por un grupo de pescadores, frente al aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia.

Según su queja, el ataque se dio la tarde del 1.° de setiembre, cuando pescadores protestaban por la falta de permisos para esa actividad.

El hombre, identificado como Daniel Bizier, publicó en redes sociales varias fotografías, en las cuales se le observa con vendas en el cuello y daños en su vehículo por una piedra.

En una publicación en Facebook, el foráneo aseguró que se dirigía con otras dos personas a una cita médica, cuando unas 50 personas se abalanzaron con piedras sobre su carro.

Bizier también manifestó que había policías presentes, pero no hicieron nada para defenderlos. Añadió que él puso su queja en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y en la Embajada de Estados Unidos.

El estadounidense resultó con heridas y golpes en cuello y brazos y fue atendido en el lugar por la Cruz Roja, quien luego lo trasladó a la clínica a la que originalmente se dirigía. | PERFIL EN FACEBOOK DE DANIEL BIZIER.
El estadounidense resultó con heridas y golpes en cuello y brazos y fue atendido en el lugar por la Cruz Roja, quien luego lo trasladó a la clínica a la que originalmente se dirigía. | PERFIL EN FACEBOOK DE DANIEL BIZIER.

No obstante, el director de la Fuerza Pública de Guanacaste, Rigoberto Rodríguez, comentó que Bizier fue advertido de la protesta en un operativo de tránsito, pero decidió seguir adelante.

Según dijo, el estadounidense se colocó detrás de una ambulancia a la que sí se le abrió paso y, en ese momento, lo atacaron.

“Todo se dio en menos de ocho segundos. Cuando nos dimos cuenta, intervinimos, pero ya el carro había pasado en medio de la multitud”, aseguró.

En el lugar había presencia de unidades antimotines.

El jefe de Policía informó de que la Cruz Roja atendió a los pasajeros y determinó que no tenían heridas de gravedad.

La Nación intentó hablar personalmente con Bizier, mas no fue posible localizarlo.

El OIJ confirmó que recibió la denuncia y está investigando.

Se consultó a la Embajada estadounidense, pero hasta ayer no brindó información.