Carlos Láscarez S.. 11 agosto

Una pareja de esposos apellidados Caicedo (hombre) y Centeno fueron aprehendidos, este sábado, por la Policía Judicial, como sospechosos de asaltar a dos turistas canadienses mediante el método del pinchonazo.

Los sospechosos pinchaban una llanta del vehículo en que viajan las víctimas y, posteriormente, les avisaban que viajan desinflados.

La mujer, con la supuesta intención de ayudar a los afectados, se baja de su carro, mientras que su cómplice aprovechaba para sacar diferentes artículos durante un descuido.

Parte de los artículos que la pareja de esposos sustrajo del vehículo rentado por los turistas extranjeros. Foto: OIJ para LN
Parte de los artículos que la pareja de esposos sustrajo del vehículo rentado por los turistas extranjeros. Foto: OIJ para LN

En apariencia, los sospechosos solían movilizarse cerca de las agencias de alquiler de carros para vigilar a los turistas cuando salen con vehículos rentados.

El arresto ocurrió a eso de las 4 p .m., luego de una persecución que culminó en La Uruca. Esta había iniciado minutos antes en La Sabana, luego de que la pareja robó varios objetos de un carro alquilado por dos turistas canadienses.

Entre los afectados había una mujer con una prótesis en la pierna derecha.

La tica apellidada Centeno era quien se bajaba a 'colaborar' con los ofendidos, mientras Caicedo sustraía los artículos. Foto: OIJ para LN
La tica apellidada Centeno era quien se bajaba a 'colaborar' con los ofendidos, mientras Caicedo sustraía los artículos. Foto: OIJ para LN

Entre lo decomisado a estas personas figuran medicamentos que solo podían conseguir en su país natal, $1.000 (¢570.000) en efectivo, un equipo fotográfico completo y una tableta.

Tanto Caicedo, oriundo de Colombia, y la costarricense Centeno habían sido arrestados, en febrero anterior, por delitos similares. El operativo estuvo a cargo de la sección de Robos y Hurtos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San José.

En aquella época, el director del OIJ, Wálter Espinoza, manifestó que los sospechosos “nunca utilizaron armas, se mostraban de una manera cortés, lo que les permitía un acercamiento a las víctimas”.

Según las autoridades, estos robos los cometían en San José y Alajuela, entre las 11 a. m. y las 3 p. m., sobre todo los fines de semana.

Los cónyuges sospechosos fueron trasladados este sábado a la Fiscalía para su respectiva indagatoria.