Eillyn Jiménez B..   26 octubre
Jeffry Vargas Ortiz desapareció el pasado 20 de octubre en la tarde, después de salir a hacer un trabajo. Foto: OIJ para LN

“Jeffry (Vargas) es una persona extraordinaria. Dentro de un mes voy a tener al bebé que se va a llamar igual que él y necesito que lo conozca (...).

“En el río que pasa por calle Mesén (en San Diego de La Unión, Cartago) nos informaron de que había partes de la moto. Estuvimos ahí y encontramos cosas de él. Además, en una chatarrera estaba la moto ya deshuesada de mi esposo (...). Con el corazón partido seguimos buscando hasta encontrarlo (...), no desistiré, lo que me mantiene en pie es que él está esperando que lo encontremos”.

De esa forma resumió su sentir Mildiana Emperatriz Henrríquez Rivera, esposa de Jeffry Vargas Ortiz, quien desapareció el pasado 20 de octubre en horas de la tarde, cuando salió de su vivienda, en San Francisco de Dos Ríos, San José, luego de almorzar e indicar que iría a hacer un trabajo en La Unión.

Al llegar la noche y no saber nada de él, su familia comenzó a llamarlo, pero no lo localizó y, ante eso, acudió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a poner la denuncia por desaparición.

El 21 de octubre, a las 11:51 a. m., la Policía Judicial difundió en sus redes sociales una fotografía del mensajero, de 30 años, pero pocos datos se han obtenido.

La mañana de este lunes, seis días después de que se vio por última vez a Vargas, los agentes judiciales confirmaron que en un afluente de Río Azul, en La Unión, se encontraron partes de la moto en la que se trasladaba el hombre para sus trabajos, así como otras pertenencias.

El hallazgo fue hecho por un finquero de la zona, quien ha colaborado con parientes y allegados del joven.

“El caso está en investigación, de momento no hay mayores detalles”, aseguró el OIJ por medio de su oficina de prensa.

De acuerdo con Henrríquez, sus allegados también encontraron una linga, una bota de hule, la cinta retroreflectiva y una tableta que usaba Vargas para que los clientes firmaran el recibido.

Además, dijo que en una chatarrera cercana tenían las dos llantas, la sentadera, la manivela y el motor lijado.

“Todo lo que hemos encontrado ha sido porque salimos a buscarlo, esperamos que el OIJ nos ayude, porque hasta el momento no nos han dicho nada”, aseguró.

Henrríquez contó que su esposo labora para una empresa dedicada a repartir tarjetas de crédito de un banco privado y que al concluir su jornada laboral, regularmente hace otras entregas, ya que es el encargado de llevar el sustento a sus padres y a ella.

“Nadie ha dormido en estos días, solo a ratitos y hasta amigos del barrio lo andan buscando, porque él es muy querido por todos (...). Es un excelente ser humano, un hijo incondicional y sé que será un buen papá”, afirmó la mujer en una transmisión en vivo que hizo por su perfil de Facebook el sábado en la noche.

Ver más!

Nunca llegó por paquete

En entrevista telefónica con La Nación, Mildiana Henrríquez manifestó que el martes 20 de octubre su esposo acordó con una conocida ir hasta San Diego de La Unión a recoger un paquete de glicerina, el cual llevaría a otro punto.

Sin embargo, la última comunicación que tuvo con esa persona fue a las 2:52 p. m. y, aunque le indicó en un mensaje de WhatsApp que estaba cerca, nunca llegó.

“A las 3:27 p. m. ella le puso otro mensaje, porque tenía que salir de la casa, y ya ese texto no lo vio, sale sin confirmación de entrega”, mencionó.

Añadió que algunos vecinos les manifestaron que ese día la corriente del río Tiribí, que es el que pasa por calle Mesén, estuvo fuerte, debido a los aguaceros registrados durante la tarde.

Por ello, es que ella no pierde la esperanza de encontrar a Vargas con vida, ya que cree que se pudo haber golpeado la cabeza y anda desubicado.

Incluso, espera contar con apoyo policial para ir con su familia a la zona de noche, con el objetivo de hacer un rastreo que les permita tener un panorama más claro de la situación.

“Alguna gente nos ha dicho que lo han visto de noche, por eso es que queremos ir y ver si lo logramos observar”, puntualizó.

Padres: ‘Es un muchacho trabajador, especial y sin vicios’

Por su parte, José Ángel Vargas Valverde y Estrella Ortiz Quesada, padres de Vargas, aseveraron que su hijo es un muchacho especial, trabajador y sin vicios de ningún tipo.

Por ello, piden ayuda a la población, con el fin de dar con su paradero.

Ortiz aseguró que el día de la desaparición, ella compartió con el joven en el almuerzo y después no supo más de él.

Contó que Vargas es muy especial, ya que siempre está pendiente de ella y sus necesidades, debido a que padece de una discapacidad en una pierna.

En tanto, José Ángel Vargas dijo que esta situación es un golpe muy fuerte para la familia y que piden a Dios que lo haga regresar a casa con bien, porque lo están esperando.

"Estoy destrozado de ver que mi hijo se perdió. Es un golpe muy duro, ya que a pesar de que tiene 30 años, lo sigo viendo como un chiquito.

“Jeffry es un alma de Dios, no tiene costumbres malas, ni vicios y siempre ha sido trabajador, una bella persona, responsable y centrado en todo aspecto”, afirmó el papá del mensajero.

El OIJ dijo que en caso de tener información sobre Vargas o su paradero, se puede brindar de manera confidencial al 800–8000–645 o al WhatsApp 8880-0645.

Ver más!

Información actualizada a las 5:23 p. m. con más datos.