Eillyn Jiménez B.. 14 abril
Dos oficiales de la Fuerza Pública fueron detenidos como sospechosos de extorsión. Foto con fines ilustrativos/ Alejandro Gamboa
Dos oficiales de la Fuerza Pública fueron detenidos como sospechosos de extorsión. Foto con fines ilustrativos/ Alejandro Gamboa

Dos oficiales de la Fuerza Pública fueron detenidos como sospechosos de extorsionar a unos turistas franceses en Miramar de Puntarenas.

Los hechos ocurrieron este domingo por la mañana, confirmó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), que detalló que los uniformados son de apellidos Delgado y Cubero.

“Se trata de dos oficiales de Miramar que, en apariencia, intentaron extorsionar a unos turistas, quienes acudieron a la delegación y realizaron la denuncia, por lo que la misma Fuerza Pública se encarga de la detención”, informó Seguridad.

Los supuestos implicados en la extorsión tienen más de cinco años de ser policías, precisaron autoridades policiales.

De momento se desconoce cómo fue que se dieron los hechos, pero versiones preliminares indican que los extranjeros viajaban en un vehículo y fueron interceptados por Delgado y Cubero, quienes, aparentemente, les indicaron que conducían más rápido de lo permitido, por lo que para evitar problemas podían darles dinero en efectivo.

Los turistas, habrían accedido a la petición, pero de inmediato acudieron a poner la denuncia de lo ocurrido.

Ambos uniformados fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público para que se determine su situación jurídica.

Desde que Michael Soto Rojas asumió como jerarca de Seguridad dejó claro que no toleraría casos de corrupción en los cuerpos policiales y que, cuando las situaciones lo ameritaban, colaborarían con las autoridades judiciales.

Para Soto ningún cuerpo policial del mundo está exento de problemas de corrupción, por lo que así como se han dado casos, se seguirán presentando a futuro.

“Quisiera tener un cuerpo policial total y absolutamente transparente, pero bueno, no es fácil, no es sencillo, por lo menos coordinamos todo lo necesario para que si hay que limpiar y sacar a alguien detenido porque olvidó su juramento policial, se haga sin ningún reparo”, manifestó el ministro en una entrevista con La Nación en diciembre del año pasado.