Por: Carlos Arguedas C., Reiner Montero.   8 marzo

Dos individuos con armas de fuego asaltaron la mañana de este jueves una lancha que navegaba con seis turistas en la zona conocida como la Pavona, en los canales de Tortuguero, en la jurisdicción del cantón de Pococí, Limón.

Las autoridades realizaron un despliegue en diversas calles como en la comunidad de Palacios, pero los resultados fueron negativos. Foto de Reiner Montero

El atraco se produjo alrededor de las 10:30 a. m. confirmó el Ministerio de Seguridad Pública.

Según la información oficial, la embarcacion navegaba por el río La Suerte, un kilómetro y media hacia el antiguo embarcadero en la comunidad de Pavona, cuando dos sujetos desde una orilla amenazaron a sus ocupantes con sus armas de fuego y obligaron al botero a aproximarse hasta la orilla.

Esa situación se presentó cuando la lancha viajaba muy despacio debido al bajo nivel que tienen en esta época del año los canales.

Una vez que los asaltantes estuvieron cerca de los visitantes, los despojaron de tres celulares, tres tabletas, una cadena de oro, un reloj y dinero en efectivo. Inicialmente se informó que el efectivo era ¢1 millón y $800 (cerca de ¢460.000).

La zona donde se cometió el hecho se ubica en el cantón de Pococí, en Limón y es muy montañosa.

Las víctimas son cuatro turistas israelíes, dos alemanes, dos guías y el conductor de la lancha. Los tres últimos son costarricenses.

Los sospechosos huyeron a pie por los bananales con dirección a un lugar conocido como Casas Verdes.

Oficiales de la Fuerza Pública fueron desplazados a la zona para que inicien un rastreo con la finalidad de dar con los ladrones.

En enero pasado, desconocidos se habían escondido en una platación de banano para asaltar una buseta que transportaba 15 turistas hacia Tortuguero.

Los responsables huyeron con computadoras portátiles, cámaras digitales, una tableta, maletas, tarjetas y dinero en efectivo, tanto dólares como euros y colones.

Los asaltos a visitantes en el Caribe norte representan una de las mayores preocupaciones para las autoridades pues se trata de una zona despoblada y con muchos canales, que permiten a los delincuentes escapar con una gran facilidad.