Eillyn Jiménez B.. 11 septiembre
Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, alega que la labor del cuerpo policial va más allá de la contención en cárceles. Foto: Graciela Solís
Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, alega que la labor del cuerpo policial va más allá de la contención en cárceles. Foto: Graciela Solís

El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, apuesta a una mejora en el sistema penitenciario y a un abordaje integral para los privados de libertad para disminuir los intentos de fuga y los escapes en las cárceles de Costa Rica.

“Todos los días tenemos intentos de fuga en uno u otro centro, pero somos eficaces y los controlamos (...).

“Creo que el Estado debe procurar una mejora de la situación del sistema penitenciario nacional, no solo en la contención, sino en la atención y en las condiciones mínimas que se requieren para estar ahí. Cuando se reúnan esas condiciones nadie va a estar pensando en escaparse”, explicó Bertozzi este lunes por la tarde en una entrevista con La Nación.

Además, destaca que el cuerpo policial que lidera no solo se encarga de la contención en los centros penales, sino que también debe atender una serie de aspectos técnicos relacionados con las visitas a los reclusos, tanto de familiares como de trabajadores sociales y psicólogos, así como de salidas por aspectos de salud.

“La Policía Penitenciaria no hace mal su trabajo, la responsabilidad que tienen los oficiales no es solo de contener a la gente, ya que si fuese así me atrevo a decir que ninguno se nos iría (...). Las labores van desde la atención de salud hasta las actividades que tienen que ver con los privados de libertad.

“Estamos dentro de un sistema con casi 15.200 personas privadas de libertad en condiciones que no necesariamente son las mejores y tenemos aproximadamente 3.800 oficiales”, detalló el jerarca policial.

Cifras sistema penitenciario
Cifras sistema penitenciario
Dos menores permanecen en fuga

La fuga más reciente para las autoridades penitenciaria se registró el sábado anterior, en horas de la noche, cuando cuatro jóvenes que se encontraban recluidos en el Centro de Formación Juvenil Zurquí, en San Luis de Santo Domingo de Heredia, se escaparon.Dos de ellos fueron recapturados horas después del hecho, mientras que otros dos permanecen en fuga, por lo que todos los cuerpos policiales cuentan con los datos y características de los que no han sido detenidos.

“Cuando se cree que la persona ya salió del perímetro alrededor del centro penal se trabaja en un nuevo concepto operativo. Se analiza quién es el individuo, su relación con la familia y personas que lo visitan y su comportamiento a lo interno en las últimas semanas”, manifestó Bertozzi.

El director de la Policía Penitenciaria cree que el plan de escape se gestó en pocas horas y el tener una herramienta para cortar una malla tipo Jordomex que asegura el techo facilitó la salida de los muchachos, recluidos en el módulo de indiciados.

Según la estimación del jerarca policial, entre el lugar en el que estaban los muchachos y la malla hay unos 50 metros de distancia.

“Creemos que ellos tomaron la decisión de fugarse esa misma tarde (la tarde del sábado). Forzaron la malla, la quebraron y con eso ya se les hizo más fácil ampliar el hueco hasta poder salir por él”, precisó Bertozzi.

El jerarca destacó que se comunicará a las autoridades judiciales y a la Fiscalía sobre la evasión de los muchachos y que Adaptación Social analizará internamente el caso.

La edad exacta de los dos fugados y los dos recapturados se desconoce, solo se sabe que tienen entre 16 y 17 años, ya que el Ministerio de Justicia alegó que la Ley de Justicia Penal impide brindar ese dato, así como los delitos por los que se encontraban privados de libertad.

Después de la fuga los oficiales comenzaron la búsqueda de los jóvenes. Foto: Marvin Caravaca
Después de la fuga los oficiales comenzaron la búsqueda de los jóvenes. Foto: Marvin Caravaca

De acuerdo con datos de Justicia, entre el 2014 y este 10 de setiembre del 2018 se han dado 21 fugas de privados de libertad de diferentes centros penales, de los cuales 20 fueron recapturados.

En el mismo periodo también se reportaron 24 intentos de escape, los cuales fueron contenidos por los oficiales penitenciarios.

“Nuestros policías han sido capacitados y realizan un trabajo muy responsable para mantener a los privados de libertad dentro de los ámbitos que les corresponden, pero en los casos en que se presentan fugas, respondemos de inmediato con la colaboración de otros cuerpos de seguridad”, puntualizó Bertozzi.