25 abril, 2014

Piezas de madera que ya estaban listas para ser sacadas. | A. QUESADA
Piezas de madera que ya estaban listas para ser sacadas. | A. QUESADA

Uvita (osa). Tras recibir una llamada confidencial, los guardaparques del Área de Conservación de Osa y los oficiales de la Fuerza Pública arrestaron, anteayer, a tres hombres, quienes cortaban dos árboles de cedro a escasos metros de una quebrada, en medio de una zona protegida.

La captura de los sospechosos, de apellidos Herrera, Vargas y Garbanzo, ocurrió a las 4 p. m., en una finca situada en Uvita de Osa de Puntarenas.

Los detenidos viven en Dominicalito, comunidad situada a ocho kilómetros al oeste de Uvita y no contaban con antecedentes.

La finca donde aserraban los dos árboles, de 12 y 8 metros de altura, pertenece a un extranjero.

Según las autoridades del Ministerio de Ambiente (Minae), los sujetos cortaron los árboles a escasos metros de una quebrada.

Entre las herramientas decomisadas, figuran dos motosierras y equipo variado para talar.

Una de las especies ya estaba en tucas y lista para ser extraída.

Los aprehendidos fueron trasladados hasta el Juzgado de Flagrancia Ambiental del cantón de Corredores, donde se les acusó por infringir la ley forestal.

Ayer fueron indagados y se les dictó medidas alternas a prisión como presentarse a firmar y no acercarse a la finca del foráneo. Las herramientas sí fueron comisadas.

Los guardaparques denunciaron que conocen la existencia de varias bandas dedicadas a sustraer diversos tipos de madera de fincas que no cuentan con vigilancia.