Contingente policial ordenó destruir los ranchos

 19 noviembre, 2013

Unas 45 familias, que hace más de dos meses invadieron un terreno en Palmar Sur de Osa, fueron desalojadas por la policía la mañana de este martes. Lo anterior en acatamiento a una orden judicial.

A las 6 a. m. se presentó a la finca un contingente con unos 70 oficiales y, mediante el diálogo, convencieron a unas 45 familias para que arrancaran sus ranchos, sacaran sus pertenencias y desocuparan el terreno.
Después de casi cinco horas, muchas familias derribaron los ranchos y se llevaron parte de los materiales. Todo transcurrió en forma pacífica. Estuvieron autoridades de la Fuerza Pública, el Patronato Nacional de la Infancia y la Cruz Roja.

Hace dos meses las familias se habían establecido en el sitio.
Hace dos meses las familias se habían establecido en el sitio.

Algunas de las personas desalojadas manifestaron que demandarán por estafa a una mujer, de apellido Sarracín. Alegan que ellos le habían dado dinero para obtener sus escrituras de esa finca.

Durante la tarde un tractor contratado por los dueños de la finca terminó de botar los ranchos que quedaban.