Hugo Solano C.. 18 octubre
Los asaltantes amenazaron a clientes y personal del banco a quienes despojaron del dinero y escaparon con rumbo desconocido. Foto: Cortesía Guana/Noticias.
Los asaltantes amenazaron a clientes y personal del banco a quienes despojaron del dinero y escaparon con rumbo desconocido. Foto: Cortesía Guana/Noticias.

Minutos después del mediodía de este viernes, un grupo de aproximadamente cinco delincuentes armados perpetró un asalto en la agencia del Banco Nacional en Tamarindo, en Santa Cruz de Guanacaste.

El Ministerio de Seguridad Pública y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmaron el atraco y de momento se desconoce el monto de lo sustraído.

La Cruz Roja informó de que no hay heridos de bala. Solamente atendieron un paciente que fue golpeado en la cabeza con la cacha de un arma de fuego y no requirió traslado al centro médico.

Según la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad, cerca del lugar hallaron incendiado un Hyundai Elantra blanco. Se presume fue utilizado por los hampones para huir del sitio.

Esta tarde la Fuerza Pública realizó un operativo en la zona para tratar de dar con los asaltantes que estarían internados en la montaña, pero no hay reporte de detenidos.

Javier Rodríguez Rosales, cliente bancario, dijo al medio digital Guana Noticias que estaba haciendo un depósito a eso de las 12:10 p. m. cuando a los cinco minutos se escucharon los gritos donde decían al guarda “¡al suelo, al suelo!” y de seguido “¡Suelten el dinero!”, por lo que tuvieron que entregarlo, ya que los tenían encañonados.

Agregó que cuando estaba en el piso, uno de los sujetos le dio dos patadas en la pierna derecha y a otro que estaba a la par le golpearon las costillas.

Indicó que dentro de la sucursal había cuatro sujetos y al parecer otro se quedó afuera.

Afirmó que no hubo disparos, pero al guarda lo patearon y con la cacha lo golpearon, pues había sangre en el piso.

El Banco Nacional informó de que se cumplieron todos los protocolos de seguridad establecidos, por lo que el personal y los clientes están a salvo.

Aún no tienen cuantificado el monto del dinero robado. Añaden que están colaborando con la Policía Judicial y no pueden ofrecer más detalles para no entorpecer la investigación.