Hugo Solano C.. 15 noviembre, 2018

La Unidad Canina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) prepara a una perra pastor alemán para que se integre a corto plazo a las acciones de los oficiales del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT), que ejecutan allanamientos y intervenciones de alto riesgo.

Dasha tiene año y medio de edad y un mes de haber iniciado los entrenamientos para ser la primera en protección de los oficiales.

“La idea es formar perros que ayuden a los compañeros. Eso baja el estrés en los ingresos del personal y les da seguridad, ya que pueden localizar a personas que estén atrincheradas o escondidas en ciertos sitios”, dijo Alejandro Castillo, jefe de la unidad canina del OIJ.

Los canes también obedecen al guía para lanzarse contra personas armadas que desacaten la orden policial de tirar las armas al suelo.

Castillo explicó que la formación consta de cuatro etapas. Estas incluyen enseñar al perro a morder y proteger; adiestrarlo para buscar personas ocultas; enseñarlo a atacar con bozal puesto, y, finalmente, a rastrear.

Dasha ya superó la primera fase y completará el proceso dentro de un año. Luego vendrán otros canes.

Este jueves la pastor alemán hizo una demostración en el bulevar del complejo judicial, en San José.

Dasha fue donada por la Embajada de Estados Unidos. Está valorada en $6.500 más $1.500 que cuesta el entrenamiento, en el que se usan armas e indicios balísticos, entre otros.

15/11/2018, San José, OIJ, agentes del SERT hacen una presentación de la primera unidad canina que tiene el grupo para acompañarlos a los allanamientos. Fotografía José Cordero
15/11/2018, San José, OIJ, agentes del SERT hacen una presentación de la primera unidad canina que tiene el grupo para acompañarlos a los allanamientos. Fotografía José Cordero