Yeryis Salas. 7 octubre
El sujeto, de apellido Muñoz Fernández, se fugó luego del crimen ocurrido en Bambú de Puerto Jiménez, Golfito.
El sujeto, de apellido Muñoz Fernández, se fugó luego del crimen ocurrido en Bambú de Puerto Jiménez, Golfito.

El Ministerio de Seguridad Pública alertó a países vecinos en caso de que huya de Costa Rica el sospechoso de asesinar a su expareja y a su hija, quien sigue en fuga dos días después del crimen.

Junto a la alerta nacional, la vigilancia también se activó en ambos puestos fronterizos.

El hecho ocurrió en Bambú de Puerto Jiménez, Golfito, a 136 kilómetros de la frontera con Panamá.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, señaló que "son casi 300 kilómetros de frontera (con Panamá), además de que hay un sector acuático tremendamente amplio.

"Estamos haciendo todo lo que podemos con los recursos que tenemos, tanto guardacostas, Policía de Fronteras y Fuerza Pública, tratando de evitar que esta persona salga, si es que no ha salido”.

El sujeto, de apellidos Muñoz Fernández, de 37 años, habría apuñalado a Maribel Soto y a una niña de 2 años.

El sospechoso es oriundo de Pérez Zeledón y, según un vecino que conversó con La Nación, trabajaba en la región haciendo mandados en una moto.

#RequeridosOIJ: Se requiere la colaboración de la ciudadanía para localizar a la persona de la fotografía. El sujeto...

Posted by Organismo de Investigación Judicial on Saturday, October 5, 2019

Según las autoridades, otra hija de la pareja, de 6 años, habría dormido esa noche en casa de su abuela. La menor de edad despertó temprano y caminó unos 50 metros hasta su vivienda.

Ella llamó varias veces sin recibir respuesta. Le pidió ayuda a un lugareño, quien abrió la puerta y encontró los dos cuerpos sin vida en un cuarto.

El asesinato de Soto, de 25 años, es el noveno feminicidio del año, y el segundo ocurrido en Golfito.

El año anterior, el Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial registró 26 feminicidios.

Ante consultas de La Nación, sobre la protección de la menor sobreviviente, el Patronato Nacional de la Infancia indicó que está a la espera del informe de la oficina local para determinar qué es lo mejor para la niña.

Ella quedó bajo custodia de su abuela materna.