Hugo Solano C.. 19 febrero

Un lío personal con dos nicaragüenses y un tico fue lo que desembocó en la caída de José Arnoldo Díaz Castro, alias Pelleja, capturado por la Fuerza Pública este domingo en barra del Tortuguero, Pococí de Limón.

(Video) Ministro dice que vecinos protegían a Pelleja

Así lo confirmó este lunes el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, en conferencia de prensa.

Según el jerarca, la captura de este hombre, vinculado al narcotráfico y a la operación de aeropuertos clandestinos se realizó luego de múltiples acciones en la zona para dar con el escurridizo personaje, quien a veces se ocultaba en viviendas a las que la Policía no podía entrar sin orden judicial.

Como Pelleja tiene contactos en toda la zona de las barras, en el Caribe norte, se le movilizó rápidamente hacia el campo de aterrizaje de Tortuguero, para movilizarlo a San José. Foto: MSP.
Como Pelleja tiene contactos en toda la zona de las barras, en el Caribe norte, se le movilizó rápidamente hacia el campo de aterrizaje de Tortuguero, para movilizarlo a San José. Foto: MSP.

Este domingo, según Mata, manejaron informes según los cuales cuatro sujetos en una lancha iban hacia ese sector, con la intención de matar a Díaz Castro.

Con esa alerta, la Policía llegó a la zona justo en el momento en que se denunció que Pelleja sostenía una riña con los dos nicaragüenses y el tico, con quienes había tenido discrepancias antes en un bar. Los hechos ocurrieron en una construcción que está 300 al sur y 50 al este de la delegación policial en Tortuguero.

Pelleja fue trasladado vía aérea a base 2 del aeropuerto internacional Juan Santamaría, donde hubo un fuerte despliegue policial. Foto: Francisco Barrantes, corresponsal GN
Pelleja fue trasladado vía aérea a base 2 del aeropuerto internacional Juan Santamaría, donde hubo un fuerte despliegue policial. Foto: Francisco Barrantes, corresponsal GN
Infografía
Infografía

En medio del conflicto, el supuesto líder narco sacó un arma calibre 3,80, pero después de dos disparos al aire, ésta se le encasquilló cuando apuntaba a uno de los ofendidos, lo que ellos aprovecharon para echársele encima, desarmarlo y herirlo con arma blanca.

Díaz escapó y se refugió en la casa de una vecina de apellido Palmes, con quien los oficiales lograron coordinar para ingresar a la propiedad y capturarlo.

El sujeto no se entregó de buenas a primeras, sino que se vio obligado a hacerlo cuando supo que la casa estaba rodeada de Policías. No fue necesario disparar.

Arma que portaba José Arnoldo Díaz Castro, alias Pelleja. Foto: Fuerza Pública para LN
Arma que portaba José Arnoldo Díaz Castro, alias Pelleja. Foto: Fuerza Pública para LN

Los nicaragüenses ofendidos, de apellidos Salgado y Ramírez, así como el tico, apellidado Sequeira, entregaron a la Policía el arma que le habían quitado a Pelleja. La Policía también se incautó de 26 municiones.

Entre tanto, el grupo que presuntamente venía a matar al sospechoso logró huir sin concretar su cometido, dijo el ministro de Seguridad.

Gustavo Mata detalló las dificultades que tuvieron las autoridades para capturar a este hombre. Entre ellas, que Pelleja se movilizaba en zonas montañosas, que regularmente andaba con guardaespaldas y que algunos de los vecinos lo ayudaban a esconderse en sus casas en caso de ser perseguido.

Varias veces la Fuerza Pública, lo mismo que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) intentaron atraparlo, pero se escabullía.

Cada vez que llegaban lanchas y helicópteros de la Policía a la zona, el ruido de los motores alertaba a Pelleja, quien conseguía ocultarse.

"Yo direccioné cuatro o cinco operaciones con Policía de Fronteras y Fuerza Pública en varias oportunidades al sector y desgraciadamente no tuvimos éxito. Esto es de esperarse en un territorio como el de esos canales, donde desde que usted va a tomar una lancha, el pueblo se da cuenta", dijo Mata.

Sobre los helipuertos de la zona, que al parecer usaba el grupo de Pelleja, el ministro Mata dijo que eran sumamente rústicos y tres de ellos fueron destruidos en las operaciones contra pistas clandestinas realizadas por el Ministerio, años atrás.

Al quebrarse la estructura, no se volvió a tener noticias de vuelos fantasmas y nadie volvió a hablar de helicópteros aterrizando en la zona, expresó Mata.

El MSP detuvo en Barra del Tortuguero, en Pococí, Limón, al narcotraficante José Arnoldo Díaz Castro, de 34 años, alias “Pelleja”. Foto: MSP
El MSP detuvo en Barra del Tortuguero, en Pococí, Limón, al narcotraficante José Arnoldo Díaz Castro, de 34 años, alias “Pelleja”. Foto: MSP
Un hombre conocido

Pelleja ha estado en la mira de las autoridades judiciales desde el 2013, cuando se abrió una investigación en contra de nueve personas que traficaban cocaína, vía marítima, desde Colombia hasta el sector de Parismina.

Seis de esos hombres enfrentaron un juicio y fueron condenados en total, a 72 años de prisión. Entre ellos están Greivin Rojas Castro, Roberto Díaz Pineda, Leodan Díaz Pineda y Melvin Díaz Pineda. El padre y otros familiares de Pelleja están entre los sentenciados a 14 años cada uno.

En ese mismo proceso fueron condenados a ocho años de prisión Francisco Mairena Tucker y Angelo Prendas Calderón.

Un acusado más, identificado como Aarón Grijalba Joseph, aceptó los hechos y fue sentenciado a ocho años, sin ir a debate. Las sentencias quedaron en firme en agosto del 2015.

Los colombianos, Berny Eloy Martínez y Geovanni Hernández León, quienes llegaron a Costa Rica con 942 kilos de droga, permanecen ausentes del proceso, por lo cual tienen orden de captura internacional, dice el comunicado de la Fiscalía.

Este martes definen si va a prisión

La Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada (FACDO) le tomó la declaración a Díaz Castro este lunes por la mañana.

A él le atribuye el liderato de una organización criminal dedicada al tráfico internacional de cocaína y su caso se sigue en el expediente 17-26-1219-TP.

En un comunicado de prensa informaron de que solicitarán seis meses de prisión preventiva en su contra, para mantenerlo vinculado al proceso penal.

La audiencia se realizará este martes a las 8:30 a. m. ante el Juzgado Penal de Siquirres, en las instalaciones del I Circuito Judicial de San José, donde el sospechoso permanece recluido.

Pese a los problemas de hacinamiento vigentes en el sistema penitenciario, el director de Adaptación Social, Mariano Barrantes, indicó este lunes que se podría hacer una excepción con Díaz Castro, en virtud del riesgo que pueda representar por su posible filiación al crimen organizado.

Esa posibilidad se analizará este martes, cuando los jueces podrían enviarlo a una celda de máxima seguridad en La Reforma, Alajuela y no al centro para indiciados de San Sebastián, donde hay sobrepoblación.

Guardacostas y la Policía de Fronteras llegaron rápido a la delegación de Tortuguero y con estrictas medidas de seguridad se inició el periplo que incluyó traslados por agua, aire y tierra, hasta celdas del OIJ en San José. Foto:MSP
Guardacostas y la Policía de Fronteras llegaron rápido a la delegación de Tortuguero y con estrictas medidas de seguridad se inició el periplo que incluyó traslados por agua, aire y tierra, hasta celdas del OIJ en San José. Foto:MSP

Seis de esos hombres enfrentaron un juicio y fueron condenados en total, a 72 años de prisión. Entre ellos están Greivin Rojas Castro, Roberto Díaz Pineda, Leodan Díaz Pineda y Melvin Díaz Pineda. El padre y otros familiares de Pelleja están entre los sentenciados a 14 años cada uno.

En ese mismo proceso fueron condenados a ocho años de prisión Francisco Mairena Tucker y Angelo Prendas Calderón.

Un acusado más, identificado como Aarón Grijalba Joseph, aceptó los hechos y fue sentenciado a ocho años, sin ir a debate. Las sentencias quedaron en firme en agosto del 2015.

Los colombianos, Berny Eloy Martínez y Geovanni Hernández León, quienes llegaron a Costa Rica con 942 kilos de droga, permanecen ausentes del proceso, por lo cual tienen orden de captura internacional, dice el comunicado de la Fiscalía.