Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 14 noviembre
Dos asaltantes ingresaron al bar Los Amigos, en Horquetas de Sarapiquí, y se toparon con un agente del OIJ en el sitio que los enfrentó. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Dos asaltantes ingresaron al bar Los Amigos, en Horquetas de Sarapiquí, y se toparon con un agente del OIJ en el sitio que los enfrentó. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

El reloj marcaba las 11:09 p. m. de este miércoles cuando dos sujetos armados que portaban cascos de motociclistas irrumpieron en el bar Los Amigos, en Horquetas de Sarapiquí, Heredia.

Uno de ellos fue directo a la caja y obligó a una mujer a sacar el dinero, mientras que el otro le quitó el celular y la billetera a al menos tres clientes y se quedó en la puerta.

En segundos se apoderaron del efectivo y se dispusieron a salir. Sin embargo, uno de ellos se dirigió a la barra, estiró la mano con la pistola en mano y pidió una botella de licor antes de abandonar el inmueble.

Tras recibir el whisky, se despidió de los presentes en el negocio y emprendió la huida.

Mientras los hampones se montaban en la motocicleta en la que iban a escapar, un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que disfrutaba de su tiempo libre en el bar, se identificó como policía para detenerlos y estos le dispararon, por lo que este repelió el ataque y los hirió.

Todo lo anterior sucedió en apenas un minuto, según se observa en los videos captados por las cámaras del negocio.

Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, manifestó que los dos sospechosos resultaron heridos, por lo que fueron trasladados al hospital, donde están con custodia policial.

Se trata de un joven de apellido Aguilar, de 21 años, y un menor, de 16 años.

"Ambos sujetos salen del sitio y un oficial del OIJ que se encontraba dentro del bar sale, se identifica como policía y es atacado por las personas que habían ingresado al local comercial. El oficial repele los disparos, acciona su arma de fuego e impacta a los dos sujetos que se presentaron al sitio a realizar el asalto.

“El caso se coordinó con la Fiscalía para la investigación y se asignó a una delegación policial diferente a la de Sarapiquí, por un tema de objetividad y transparencia.

"Adicionalmente, se solicitó a la Inspección Judicial que lo valorara, investigara y emitiera una opinión respecto de lo acontecido en el sitio”, explicó Espinoza.

Las autoridades determinaron que los dos sujetos son vecinos de Toro Amarillo de Guápiles de Pococí, Limón.

El agente judicial no resultó herido tras el enfrentamiento a balazos con los asaltantes.