Carlos Láscarez S., Yeryis Salas. 10 septiembre
La marca de cigarros Floyd era desconocida por las autoridades nacionales. Foto: PCF.
La marca de cigarros Floyd era desconocida por las autoridades nacionales. Foto: PCF.

Oficiales de la Policía de Control Fiscal (PCF) decomisaron este martes un total de 13 millones de unidades de cigarrillos que transportaba un trailero costarricense apellidado Jiménez Barroso, de 31 años.

La incautación, que es la mayor realizada durante este 2019, se realizó en horas de la mañana en la comunidad de Abrojo de Corredores, luego de que las autoridades le seguían el rastro al cabezal International desde hace cinco días.

En el operativo policial también participaron oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) y de la Fuerza Pública, quienes impidieron que el cabezal avanzara.

Irving Malespín, director de la Policía de Control Fiscal, manifestó que el cabezal ingresó de Panamá a Costa Rica evadiendo los controles aduaneros y logrando la introducción de los 13 millones de unidades al país.

“Es el golpe más grande que logramos dar este año en temas de comercio ilícito de cigarillos. El valor de lo que se dejó de percibir de acuerdo con nuestra experiencia es de unos ¢700 millones.

“Este cargamento está valorado en unos $120.000 (¢69,6 millones). Vamos a abocarnos en la desarticulación de otras bandas. Esperamos pronto al plano de la organización”, aseguró Malespín.

El jerarca destacó que se han trazado como meta olvidarse del famoso o mal llamado contrabando hormiga.

“Es un tema de investigación, esto nos da un poco más de músculo para robustecer dicha investigación y esperamos pronto tener tras las rejas al pleno de la organización”, afirmó Malespín.

Los cigarillos decomisados son de las marcas Gold City y Floyd, esta última nueva para las autoridades policiales.

Estos fueron puestos bajo la custodia de la PCF, del Ministerio de Hacienda, para la respectiva destrucción.

Paralelamente, el implicado fue pasado al Ministerio Público para que se le siga el proceso penal.

Los cigarrillos son de los artículos que más se contrabandean en el país, según un estudio del Observatorio del Comercio Ilícito, órgano adscrito a la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR).

Este análisis reveló que el comercio ilegal mueve alrededor de ¢700.000 millones anuales.