Según Policía, la sospechosa tenía ‘problemas’ con otros empleados

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 24 noviembre, 2012
 Los bomberos tardaron 20 minutos en controlar el fuego que consumió 220 metros cuadrados de oficinas diplomáticas. | ARCHIVO
Los bomberos tardaron 20 minutos en controlar el fuego que consumió 220 metros cuadrados de oficinas diplomáticas. | ARCHIVO

La secretaria del cónsul de Ecuador fue detenida ayer como sospechosa de provocar el incendio que consumió parte de la Embajada de ese país en Costa Rica.

Se trata de una costarricense, de apellido Solano y 42 años de edad, quien labora para esa oficina desde hace unos cuatro años.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) la detuvo durante la mañana.

De acuerdo con la investigación de las autoridades, la secretaria habría quemado la Embajada con el fin de vengarse de otros empleados con quienes, supuestamente, tenía “problemas”.

Las pesquisas revelaron que los conflictos datan de inicios del presente año. No obstante, no detallaron cuáles eran los motivos que los provocaban.

El siniestro que se le atribuye a Solano se reportó el miércoles a las 5:05 a. m. en las instalaciones de la Embajada de Ecuador, en Rohrmoser de Pavas, San José. El fuego consumió la planta alta del edificio.

Luego de atender la emergencia, el Cuerpo de Bomberos reveló que el incendio fue provocado.

Comunicaron que se hallaron bodoques de papel impregnados en combustible, cerca de las puertas de madera.

También observaron que no había vigilancia en el lugar y que las puertas estaban abiertas.

Por esa razón, el OIJ inició una investigación.

Coartada. De acuerdo con la información suministrada por la Policía, el día del siniestro, la secretaria llegó a eso de las 5 a. m. a las oficinas de la sede diplomática, pese a que su hora de ingreso era las 8 a. m.

Al parecer, la mujer dijo a sus superiores que llegó temprano para hacer ejercicios. En cierto momento, la sospechosa llamó a uno de sus jefes y le dijo que había escuchado pasos en la planta alta.

Luego, según el informe, salió con ropa deportiva a correr por los alrededores.

La alerta del siniestro se dio tan solo tres minutos después de que ella llamara para avisar sobre el ruido de pasos.

Como parte de las pesquisas, los agentes judiciales indagaban dónde obtuvo la mujer el combustible y si tuvo ayuda de alguna persona.

Ayer, ella fue remitida al Ministerio Público, donde los encargados la indagarían y, posteriormente, evaluarían si solicitaban medidas cautelares.

Entre dos países. Por otra parte, representantes del Gobierno de Ecuador llegaron ayer al país con el objetivo de conocer más detalles sobre el siniestro.

La oficina de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores comunicó que los funcionarios se reunieron con la embajadora de Ecuador en nuestro país, Daisy Espinel, y con otras autoridades judiciales costarricenses.