10 mayo, 2010
 Pablo Quesada Fonseca sigue en prisión preventiva mientras se define la pena que deberá descontar. Archivo LN
Pablo Quesada Fonseca sigue en prisión preventiva mientras se define la pena que deberá descontar. Archivo LN

La Sala Tercera anuló la pena de 24 años de cárcel dictada contra el conductor Pablo Quesada Fonseca, condenado por la muerte de tres jóvenes, y ordenó definir una nueva sentencia.

Los magistrados acogieron parcialmente un recurso de casación en que la defensa solicitaba recalificar los delitos de homicidios simples a culposos.

Quesada fue sentenciado por la muerte de Natalia Trejos (18 años), Rebeca Mena Altamirano (18 años )y Diego Mariano Quesada Guzmán (19 años) el 7 de octubre del 2007.

Asimismo, fue condenado por las lesiones que sufrieron María Gabriela Rojas y Álvaro Cortés.

El 3 de agosto del año pasado, los jueces justificaron la sentencia al recalcar que el acusado, luego de discutir con una mujer, se subió a su vehículo y, mientras conducía a alta velocidad, intentó atropellar a tres policías.

Posteriormente, irrespetó la luz roja del semáforo e impactó el carro en que viajaban los jóvenes en el sector del Paseo de los Estudiantes, en San José.

“Los homicidios fueron simples porque Quesada era consciente del riesgo de sus acciones”, dijo durante la lectura de la sentencia la jueza Jeanette Castillo.

Aun así, la Sala acogió parcialmente el recurso después de que la abogada defensora, Gloria Navas, alegó que su representado actuó sin intención de causar daño.

Según dijo Alejandro Trejos, padre de Natalia Trejos, la pena resultará menor hasta en una tercera parte de la dictada inicialmente, al ser recalificados los delitos.

Añadió: “Para nosotros, la cantidad de años no importa, no queremos destruir a una familia más; nuestra intención es que se diferencie entre un accidente y un siniestro, que fue lo que sufrieron nuestros hijos”.

“Queremos hacer conciencia; él (condenado) sabía lo que podía pasar”, declaró Trejos.

Las partes están a la espera de ser notificadas de la fecha en que se efectuará la audiencia para fijar la nueva pena; mientras tanto, el acusado sigue descontando prisión preventiva.