Carlos Arguedas C.. 9 mayo, 2009
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Desconocidos robaron del helicóptero accidentado en el cerro de la Muerte, el Sistema de Posicionamiento Global (GPS por sus siglas en inglés) que es la pieza clave para determinar la ruta que siguió la nave desde que despegó del aeropuerto Tobías Bolaños.

Así lo confirmó ayer Jorge Rojas Vargas, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien agregó que la persona que se la llevó tenía el claro interés de que la Policía Judicial no determinara los lugares por donde estuvo ese helicóptero y el sitio donde cargó 395 kilos de cocaína.

Agregó que el GPS estaba desprendido del panel de control y que oficiales del OIJ que arribaron al sitio 70 horas después del percance lo buscaron entre los restos de la cabina y en los alrededores pero no lo localizaron.

Alegó desconocer si quien lo sustrajo iba en la primera patrulla, conformada por socorristas, policías, baquianos y particulares o si fueron otras personas que ingresaron antes.

“Algunas de esos primeros dijeron haber visto un ‘pateadero’ que seguía por un trillo que subía. En esto no hay claridad de quiénes llegaron primero. Si había huellas, alguien más se había adelantado” , afirmó.

El director del OIJ dijo que la Policía está tratando de reconstruir esa primera escena del accidente con las fotos y los videos de las personas que estuvieron ahí para determinar en que momento se pierde el GPS.

¿Falta cocaína? Jorge Rojas dijo que por el momento no se puede determinar si se perdió cocaína, al tiempo que aseguró que en el sitio se recogieron 395 kilos.

“Si se robaron droga no lo sabemos. Normalmente los decomisos son números cerrados. Es decir, 200 kilos, 300 kilos, 400 kilos, pero en este caso son 395. Pudo ser que, al igual que como se desaparece el GPS, no es raro que se desaparezcan algunos kilos de coca”.

Consultado sobre si la droga es la misma que fue sustraída el 23 de marzo de los Tribunales de Golfito, dijo que no se descarta.

Agregó que se están analizando posibles semejanzas en el molde y otros aspectos del empaque, que dijo, “ son muy similares”. Empero, señaló que la cantidad es mayor, pues en el asalto a los Tribunales de Golfito se robaron 320 kilos.

Maletín. Otro aspecto que Jorge Rojas señaló como anormal es que “alguien de buena voluntad” recogió un maletín en el lugar del percance y lo entregó a los oficiales del OIJ que estaban en el puesto de mando en Villa Mills, en el cerro de la Muerte.

Ese maletín contenía documentos, teléfonos celulares, una cámara de video y documentos personales de una de las personas fallecidas. Rojas no precisó si pertenecía al piloto Edgar Arguedas Alfaro o al pasajero, el mexicano Germán Trejo Retamoza.

Rojas explicó que todavía no han revisado las grabaciones de la cámara ni tampoco han abierto los teléfonos pues es una diligencia que tiene que efectuarse con presencia de fiscales y defensores y con la autorización de un juez.

En cuanto a la posibilidad de que hubiera dinero en efectivo, Rojas dijo que en el maletín no había y solo uno de los fallecidos tenía en los bolsillos $450.

El jefe policial dijo que tampoco saben la cantidad de personas que viajaron en la aeronave y si alguien se bajó antes del percance.