Policía y sospechosos intercambiaron disparos, nadie salió herido.

Por: Diego Bosque 8 junio, 2013
 Un oficial vigila la escena donde ocurrieron los hechos en el sector de Cieneguita, Limón. / Diego Bosque
Un oficial vigila la escena donde ocurrieron los hechos en el sector de Cieneguita, Limón. / Diego Bosque

San José (Redacción). El Servicio Nacional de Guardacostas detuvo ayer dos lanchas rápidas que trasladaban 50 pacas de marihuana tipo “High Reed” comprimida en el sector de Cieneguita, Limón.

Las embarcaciones, de matrícula costarricense, quedaron encalladas, cerca de las 11 a. m, en playa Cieneguita tras una persecución.

Según Martín Arias, director de Guardacostas, en la persecución se dio un intercambio de disparos entre los oficiales y los sospechosos.

Sin embargo, los tipos que tripulaban las lanchas las abandonaron cerca de la playa y huyeron a pie.

“Los sospechosos dispararon contra los Guardacostas, por lo que tuvimos que responder de manera preventiva, hasta que se vieron atrapados por nosotros y encallaron en playa Cieneguita”, manifestó Arias.

Erick Calderón, subdirector de la Fuerza Pública de Limón, indicó que se buscaban, al menos cinco sujetos.

“Se realizó un operativo en el sector de Cieneguita para resguardar la droga y tratar de dar con los sospechosos, pero no se lograron capturas”, dijo Calderón.

Las autoridades no precisaron el peso exacto de las 50 pacas contabilizadas.

El oficial agregó que dentro de las lanchas no se encontraron armas.

Según datos de la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública, las dos embarcaciones tienen placas costarricenses.

Una de ellas lleva el nombre de Sea Thunder y posee la placa L1633 y la segunda lleva el nombre de Ángel Blanco en uno de sus costados y el registro L2603.

Uno de los presuntos narcotraficantes, en medio de la huída, olvidó su cédula de identidad; este hombre es de apellido Sevilla.

Este hecho obligó a la Fuerza Pública a acordonar la playa en medio de un fuerte aguacero para evitar inconvenientes y por seguridad.

Esta acción se suma al decomiso de una tonelada de cocaína el pasado 24 de mayo en Westfalia, Limón.

En esa oportunidad los agentes recuperaron la droga del mar ya que fue lanzada por los sospechosos.