Kimberly Herrera. 3 mayo
La Fuerza Pública identificó a
La Fuerza Pública identificó a "los clientes" y los remitió al Ministerio Público. Foto: cortesía MSP.

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron el pasado sábado 2 de mayo, en horas de la noche, a un hombre de apellido Guerrero, quien vendía licor en un bar improvisado, en La Virgen de Sarapiquí, en Heredia.

Al momento de la intervención, en el recinto se encontraban al menos 19 personas consumiendo alcohol, una de ellas, incluso, estaba completamente ebria y se encontraba en el piso.

Las acciones se efectuaron luego de que Policía recibiera una alerta, que le permitió desplazarse hasta el sitio.

El reporte policial agregó que el lugar se encontraba equipado para la venta de bebidas alcohólicas y mantenía un refrigerador en donde se localizaron parte de los licores que utilizaban para la comercialización, entre ellos: 168 botellas de cerveza y 16 botellas de licor variado.

El responsable del establecimiento no contaba con los debidos permisos de funcionamiento.

Además, los clientes fueron identificados y remitidos al Ministerio Público por irrespetar la orden sanitaria del Ministerio de Salud, que prohíbe la operación de bares y discotecas para frenar la propagación del nuevo coronavirus, causante de la enfermedad covid-19.

Según el artículo 277 del Código Penal, se le impondrá una pena de uno a tres años de cárcel, o de 50 a 200 días multa a quien “violare las medidas impuestas por la ley o por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Decomiso

En diferentes intervenciones en otros puntos del país, agentes de la Fuerza Pública también lograron decomisar un total de 11 armas de fuego en cuestión de 24 horas.

Dos de esas armas fueron decomisadas en Guadalupe, en el cantón de Goicoechea; una más se encontró en el centro de San José; tres en Aserrí; una en Santa Ana; dos armas en Desamparados; y, por último, dos en el cantón de Alajuelita.

Entre las armas de fuego decomisadas, se encuentra una escopeta. Foto: Cortesía MSP.
Entre las armas de fuego decomisadas, se encuentra una escopeta. Foto: Cortesía MSP.

Según dieron a conocer las autoridades, de ese total, cuatro fueron halladas durante incidentes en donde se pidió el auxilio policial por violencia intrafamiliar.

Incluso, el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, manifestó que una de estas víctimas era amenazada con una escopeta, a quien lograron poner a salvo. En la escena también se logró ubicar una pistola calibre nueve milímetros.

Entre los decomisos realizados durante la tarde del sábado y la tarde del domingo, se encuentran armas cortas y largas, con sus respectivas municiones.